Casi el 19% de los alumnos de ESO repite curso en la región

SLH
-
Casi el 19% de los alumnos de ESO repite curso en la región - Foto: Rueda Villaverde

El porcentaje de repetidores en esta etapa educativa es mayor en los centros públicos que en los privados, un 11,72% frente a un 7,08%. También es mayor en chicos


El profesor es la piedra angular del sistema educativo finlandés, el mejor de Europa según los resultados del informe PISA, en el que también destacan la gratuidad absoluta, la solidaridad en clase con los alumnos más retrasados, la ausencia de competitividad, el plurilingüismo y las fuertes inversiones en formación y en medios.
Un método que ha logrado que tan solo el 3% de los estudiantes repita curso en la etapa obligatoria. Este porcentaje se dispara en Castilla-La Mancha hasta el 18,8%, según la estadística recogida en el portal de Educación de la Junta de Comunidades.
En el curso escolar recién acabado había matriculados 87.649 escolares en Educación Secundario Obligatoria (ESO), de los cuales 69.867 acudían a centros públicos y el resto (17.782) a escuelas privadas. De los alumnos matriculados en centros públicos, el 11,72% (8.185) repite curso el próximo año, mientras que este porcentaje baja hasta el 7,08% (1.259) en los centros privados.
La buena noticia, aunque queda mucho camino por andar, es que este indicador se ha reducido en más de diez puntos porcentuales desde el curso académico 2007/2008, cuando el porcentaje de repetidores en ESO alcanzaba el 29%.
el dinero, principal problema. La diferencia en el número de repetidores entre la escuela pública y la privada es algo que preocupa a los sindicatos. ANPE ySTE apuntan al factor socio-económico como la principal causa de esta brecha. Yes que, como señalan, a mayor nivel formativo de las familias, menos fracaso escolar.
Sostienen que los alumnos con menos recursos económicos se quedan directamente fuera de las escuelas privadas y concertadas, ante el mayor coste de sus servicios (uniformes, comedor y clases extraescolares). A los que se suma las «donaciones que hay que todos los meses a los centros concertados, aunque digan que son voluntarias», recoge Pedro Ortega, de STECastilla-La Mancha.
Cuestión económica a la que los sindicatos también añaden una vertiente más comercial. Y es que, a su juicio, en la escuela privada «se intuyen presiones» para aprobar a los alumnos que no se dan en la pública, ya que en estos centros las familias también son «clientes».
Desde estas organizaciones también se insiste en que la repetición de curso se diseñó como una medida extraordinaria y no es mala per se. No se puede comparar, explican, el modo de ser finlandés o alemán con el español y apuntan a que el verdadero problema está en la falta de fondos para llevar a cabo una verdadera atención a al diversidad y evitar con ella que los alumnos repitan.
Fondos que deberían destinarse a bajar las ratio de alumnos por aula y aumentar el número de horas de refuerzo y desdoble, sin perder de vista la necesidad de reducir las horas lectivas para el profesorado, especialmente en Secundaria, para que dispongan de más tiempo para preparar actividades y recursos de apoyo.
No obstante, desde STE, por ejemplo, se apuesta a largo plazo por repensar el modelo de la ‘repetición’ de curso, mirando al ejemplo finlandés como modelo a seguir.