scorecardresearch

Seseña prohíbe el botellón y castigará con hasta 3.000 euros

J.M.
-

La cuarta localidad de la provincia publicó ayer la ordenanza por el consumo entre los jóvenes

Seseña prohíbe el botellón y castigará con hasta 3.000 euros

El Ayuntamiento de Seseña, la cuarta localidad en número de empadronados de la provincia, publicó ayer en el Boletín Oficial de la Provincia la aprobación definitiva de la ordenanza municipal reguladora de la convivencia y ocio, cuya principal consecuencia será la prohibición del consumo de alcohol en la calle. «Debido a los índices de consumo que se vienen alcanzando en la población, y lo que es más preocupante, entre los jóvenes cada vez más a temprana edad», aduce la exposición de motivos de un documento resuelto mediante acuerdo plenario el pasado 30 de septiembre.

El Consistorio de 27.000 habitantes justifica la decisión por tratarse de una actividad que afecta a la seguridad y a la salubridad pública, así como al derecho de los vecinos al descanso. No obstante aclara:«No debe llevar nunca a la interpretación simple de identificar desorden y vandalismo con juventud, nada más lejos de ello».

De esta manera, el Ayuntamiento entiende como infracción leve el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo en los espacios autorizados, como las terrazas. En este sentido, las infracciones variarán entre 300 y los 500 euros. Entre las infracciones graves, figura el suministro, venta o dispensación en locales comerciales no destinados al consumo inmediato de bebidas alcohólicas entre las 10 de la noche y las siete de la mañana. Esto puede suponer un castigo de entre 501 y 1.500 euros. Además, como muy graves, están incluidas la venta o dispensación en centros de enseñanza o en otros similares destinados a menores de 18 años, así como cualquier actividad pública o privada que incite a los chavales al consumo de alcohol. Estas infracciones, junto con la acumulación de dos graves en menos de un año, están penadas con entre 1.501 y 3.000 euros.

Además, el Ayuntamiento podrá sancionar con la clausura del local o la prohibición de la actividad por un periodo máximo de dos años.

«Las concentraciones masivas de jóvenes en plazas, calles, parques públicos con el alcohol como forma de ocio, constituyen en sí mismas, como fenómenos de moda, una situación de riesgo añadida por la percepción de accesibilidad al alcohol y por el efecto de contagio social que produce», detalla el Consistorio sobre esta ordenanza aprobada hace más de 10 años en otras localidades de la provincia.

Entre los cometidos del Ayuntamiento que figuran en la ordenanza, se encuentra la elaboración de un plan de actividades para ofrecer a los jóvenes de Seseña una alternativa de ocio con actividades lúdico-culturales y deportivas como medida de prevención en el uso abusivo del alcohol de demás drogas.