El monumento a Juan de Padilla medirá casi cinco metros de alto

J. Monroy | TOLEDO
-
El monumento a Juan de Padilla medirá casi cinco metros de alto - Foto: Víctor Ballesteros

Mientras los operarios municipales acondicionan estos días la plaza, la estatua que Julio Martín de Vidales elaboró hace cuatro años ya está en la fundición

jmonroy@diariolatribuna.com

Casi quinientos años han pasado desde aquel abril de 1521 en el que el ejército imperial decapitó a Juan de Padilla en Villalar. Desde entonces, sus vecinos toledanos han intentado en múltiples ocasiones rendirle un homenaje en forma de estatua, pero por diversas razones nunca se ha concretado.
La Fundación Soliss va a hacer posible que el próximo mes por fin que Padilla tenga su  merecido homenaje en la plaza que queda en lo que fueron sus casas. Mientras que los operarios municipales preparan el espacio, ya se está en la fundición la estatua de bronce que realizó sobre Padilla el escultor toledano Julio Martín de Vidales.
Será un monumento, explica el responsable del área Cultural y Social en Soliss Seguros, Eduardo Sánchez Butragueño, que entre la repisa y la estatua alcanzará casi los cinco metros de altura. Los problemas presupuestarios habían impedido su colocación. De forma que cuando Soliss comenzó a idear la Fundación que va a nacer en breve, a Sánchez Butragueño se le ocurrió desarrollar el proyecto, convencido de que la ciudad tiene que saldar la deuda que tiene con tantos personajes históricos que pasaron en Toledo parte de su vida. «Sentía como toledano y como castellano vergüenza de que no tuviéramos un monumento a la altura del de Juan Bravo en Segovia», explica. En consecuencia, al conocer que la estatua estaba tan sólo a falta de fundición, decidieron en Soliss que podía ser el pistoletazo perfecto para su Fundación.
En realidad, la escultura de Padilla dará el pistoletazo de salida a un concurso bienal de escultura ‘Julio Pascual’, que organizará la futura Fundación Soliss. La idea es hacer un convenio con el Ayuntamiento e ir cediendo a la ciudad las esculturas ganadoras para que vaya llenando los huecos de deudas históricas con sus vecinos.
Serán Soliss, junto al Ayuntamiento y varias entidades a las que quieren implicar quienes cada dos años se encarguen de consensuar el personaje toledano motivo de homenaje. Pero sin duda una de las vecinas que tienen que volver a las calles de la ciudad es María de Pacheco, mujer de Padilla, para la que va a quedar un hueco en su antiguo hogar.
Dentro de poco, la Fundación Soliss anunciará los plazos y el funcionamiento del concurso, de cara a la edición de 2017. «Es un proyecto que nos hace mucha ilusión, primero porque así la ciudad saldará su deuda con personajes históricos, y segundo por el nombre que le hemos dado, que no es casualidad, es en honor a Julio Pascual, que es uno de los fundadores de Soliss, y para mí es una de esas personas que había caído en el olvido y estamos intentando recuperar», explica Sánchez Butragueño.

Fundación Soliss. La Fundación Soliss será una realidad en breve, una vez supere el último trámite administrativo. La aseguradora lleva muchos meses preparando este proyecto, que busca «trabajar humildemente dentro de nuestras posibilidades permita mejorar la vida de la gente de la región y ser útil a la sociedad», explica Sánchez Butragueño, que será su primer presidente. La idea es hacer cuestiones culturales, sociales y también medio ambientales.