Labrador asegura que la A-40 estará abierta la próxima quincena

S.B.F./J.F.
-

El PSOE pide que se abra ya en base a un informe de Fomento, del que dicen tener constancia, que ya el mes pasado indicaba que la vía estaba lista para ser abierta al tráfico

Labrador asegura que la A-40 estará abierta la próxima quincena - Foto: Víctor Ballesteros

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, no dio ayer una fecha exacta para la apertura de la A-40 pero sí aseguró que «en los quince primeros días de noviembre estará en funcionamiento la autovía».
Labrador destacó que esta apertura será un hecho «histórico» y fundamental puesto que dos ciudades como Toledo y Talavera de la Reina estarán definitivamente conectadas por autovía. Hizo especial hincapié en que la A-40 va a ser fundamental para el desarrollo de Castilla-La Mancha y en que contribuirá en la mejora de las infraestructuras de este territorio.
No obstante, el delegado indicó que es importante que «seamos conscientes de que las obras hay que hacerlas en los tiempos en que hay que hacerlas y que se pongan en funcionamiento cuando estén perfectamente acabadas». Es decir, advirtió que es mejor actuar así para evitar que «las precipitaciones no nos hagan cerrar a los dos días por producirse una alteración».
Por ello, insistió en que la apertura se realizará en su momento y cuando los técnicos aconsejen su realización. «Las urgencias no son buenas para nada y más si son urgencias que vienen de personas que durante catorce años no supieron gestionar la finalización de esa obra», criticó en clara alusión a los gobiernos socialistas anteriores.
Por su parte, la secretaria de Comunicación del PSOE, Esther Padilla, pidió que se abra ya, porque si hay algún pequeño defecto de obra, éste se puede subsanar mientras funciona la autovía. Es más, agregó, los socialistas aseguran tener constancia que hay un informe de Fomento, de septiembre, que asegura que la carretera está terminada. Pero mientras se abre, «se obliga a muchas personas a ir por una carretera auxiliar» en la que sólo esta semana ha habido ya dos accidentes, dijo Padilla, que se mostró molesta porque la apertura esté determinada por la «agenda» de Cospedal, que «viene una vez a la semana».