Iglesias: "Un Gobierno monocolor es una obsesión absurda"

Europa Press
-
Iglesias: "Un Gobierno monocolor es una obsesión absurda" - Foto: Emilio Naranjo

El secretario general de Unidas Podemos considera una irresponsabilidad una nueva convocatoria de elecciones y no descarta que Sánchez esté trabajando en una investidura con Ciudadanos y el Partido Popular

En su intervención durante la reunión con la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, celebrada en el Congreso de los Diputados, Pablo Iglesias se ha mostrado convencido este viernes de que cuando Pedro Sánchez compruebe que no saca la investidura con la derecha, irá a negociar con su formación y "no cometerá la irresponsabilidad de obligar a los españoles a votar otra vez por una obsesión absurda y fuera de época" por tener un Gobierno monocolor.

Iglesias ha explicado que llegados a ese punto, los socialistas tendrán que reconocer que lo más sensato es "un acuerdo integral de gobierno con políticas progresistas y con equipos de gobierno mixtos, plurales y progresistas". 
De esta forma, Iglesias vuelve a utilizar una intervención en el Congreso para fijar posiciones en la negociación para la investidura de Sánchez, y pide "calma" porque entiende que el PSOE trabaje estas semanas para sacar adelante el pleno de investidura con la derecha. "No nos tiene que sorprender, es lógico que busquen no depender solo de nosotros, no estar atados a políticas progresistas y poder hacer lo que históricamente han podido hacer otras veces", ha añadido. 
Así, Iglesias cree que el objetivo del PSOE es lograr un gobierno de partido único de manera que las grandes decisiones económicas, por ejemplo en materia de pensiones, pueda pactarlas con la derecha. Añade además el líder morado que ese acuerdo con la derecha no es descartable todavía porque, de lo contrario, no se entenderían campañas como la que han realizado sobre Ciudadanos, "elogiando a los disidentes", o no tendría sentido que el líder del PP, Pablo Casado y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, estuvieran hablando durante dos horas en su última reunión.