El ictus afecta cada año a más de 5.000 personas en CLM

La Tribuna
-

El infarto cerebral es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres en Castilla-La Mancha

El ictus afecta cada año a más de 5.000 personas en CLM

El ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres en Castilla La Mancha. Esta enfermedad afecta cada año a alrededor de 120.000 personas en España, y 5.200 en la comunidad castellano-manchega, y es el principal motivo de dependencia en adultos. La fibrilación auricular, la hipertensión arterial, los niveles elevados de colesterol en sangre, la diabetes, la obesidad y el tabaquismo son los principales factores de riesgo asociados a esta patología.
Sin embargo, el ictus se puede prevenir con  el control de dichos factores, según advierte el doctor Mario Baquero, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Quironsalud Toledo. Para dar a conocer esta patología, el Hospital Quirónsalud Toledo y Daiichi Sankyo han puesto en marcha la campaña de prevención ‘¿Eres candidato a un ictus? Detectar la fibrilación auricular (FA) a tiempo puede salvarte la vida’. Esta iniciativa tendrá lugar el 8 de noviembre entre las 9,30 y las 14,30 horas en el Hospital Quirónsalud Toledo y al Centro Médico Quirónsalud Toledo.
Cada año 5.200 castellano-manchegos sufren un ictus y 1.200 fallecen, según datos de la Sociedad Española de Neurología. «La importancia del ictus radica no sólo en su  frecuencia y mortalidad sino también en la discapacidad que puede producir con las importantes consecuencias derivadas para el paciente y su familia», añade el doctor Baquero.
Al menos uno de cada cinco ictus es provocado por la fibrilación auricular (FA), la arritmia cardiaca mantenida más frecuente en la población general. La FA favorece la formación de coágulos que pueden migrar desde el corazón a las arterias periféricas (embolias), más frecuentemente las del cerebro, provocando su obstrucción. Un tratamiento adecuado con anticoagulantes minimiza mucho este riesgo.
«Clásicamente el anticoagulante usado en España ha sido el acenocumarol, un antagonista de la vitamina K, pero desde hace unos años existen nuevos anticoagulantes que no solo son en general más eficaces y seguros, sino que además tienen otras ventajas como la no necesidad de monitorización de la coagulación y la de tener muchas menos interacciones potenciales tanto con fármacos como con alimentos» añade este especialista.
Según datos del estudio OFRECE2, la FA afecta al 4,4% de la población española mayor de 40 años (1.025.000 afectados). La prevalencia es mayor con la edad, de modo que hasta dos de cada diez personas de más de 80 años la padece.