El peor resultado del PP, pero no el mejor del PSOE

C. S. Jara
-
El peor resultado del PP, pero no el mejor del PSOE

Para los 'populares', que han llegado a tener cuatro diputados por Toledo, el resultado del domingo se hunde 11 puntos por debajo de su umbral mínimo. Los socialistas también han vivido épocas mejores en la larga etapa del bipartidismo

La nostalgia por el bipartidismo perdido es un sentimiento extendido en las filas del Partido Popular. Sobre todo después del recuento electoral de la noche del domingo, que confirmaba que sus siglas han perdido más de la mitad de su respaldo electoral con la competencia de Ciudadanos y Vox. En la provincia de Toledo el mazazo se ha podido suavizar con la pérdida de un único diputado, un dato que resulta engañoso si se atiende al número de votos: se ha dejado 72.520. En términos relativos, es la mitad del apoyo electoral que había conseguido en junio de 2016, cuando se celebraron las anteriores elecciones generales.  
Para el PP estos resultados son, de largo, los peores que había obtenido en su historia, si se dejan fuera las dos primeras elecciones democráticas, cuando en plena explosión de la Unión de Centro Democrático, el actual PP concurrió con las siglas de Alianza Popular (1997) o Coalición Democrática (1979). 
La sensación de abatimiento que se dejó notar en la sede toledana del PP en la noche del pasado domingo tiene razones de peso al contemplar la evolución del partido en la provincia. Vive sus horas más bajas, aunque mantiene su suelo en los dos escaños. El segundo se lo disputó con Unidas Podemos, aunque la formación de izquierdas se quedó lejos de poder arrebatárselo; concretamente a más de 1.700 votos.  
Para encontrar unos datos remotamente parecidos a los del 26-A hay que remontarse hasta 1982, el año de la histórica mayoría absoluta del PSOE que elevaba a Felipe González a la Presidencia del Gobierno. Con el que hasta este domingo era el peor dato de su historia en la provincia, el PP consiguió dos diputados y obtuvo el voto del 33,50 por ciento de los participantes en aquellas elecciones. Ese era hasta ahora el suelo del PP, que desde este 26 de abril se ha rebajado a 87.001 votos, el 21,97 por ciento de los emitidos.
El mejor resultado de los ‘populares’ se registró en los comicios de noviembre de 2011, cuando consiguió un abrumador 57,27 por ciento del electorado y superó los 220.000 votos. Esas cifras le dieron también el mayor número de diputados de su historia, ya que correspondían a sus siglas cuatro de los seis parlamentarios que se elegían en la provincia.  
En un escenario bipartidista, PP y PSOEhan vivido periodos de alternancia como primera fuerza política entre los toledanos y se han repartido los cinco o seis escaños por la provincia (la cifra aumentó  en uno en las elecciones de 2008, fruto del crecimiento de la población) hasta que en el escenario de 2016 se produjo la entrada de Podemos, con un diputado que ahora ha perdido. 
El PSOE, lejos de su techo. Si el PP ha hundido su suelo, el PSOE se ha quedado muy lejos de alcanzar su techo. Empatados a escaños, aunque con una diferencia de casi diez puntos a favor del PSOE, el domingo fue un día de celebración para los socialistas. Han conseguido el 31 por ciento de los votos, algo más de 123.000 sufragios.
Con ello ha mejorado en casi cinco puntos los parámetros precedentes, pero se queda en el entorno de sus resultados más mediocres. Con un dato muy similar se estrenó el PSOEen los primeros comicios de la etapa democrática y a datos solo un poco inferiores volvió a partir del año 2011, cuando se inició el declive que Pedro Sánchez ha finalizado con estas elecciones. En las tres últimas convocatorias los socialistas han oscilado entre el 29,24 por ciento de 2011 y el 26,59 por ciento de junio de 2016. 
El PSOE del domingo se queda, por tanto, muy lejos de su mejor retrato en unas elecciones generales. Su techo está en 1982, cuando registró el 47,11 por ciento de los votos. En 1986 y 1989 los datos se quedaron muy cerca de aquellos, al igual que en 1993, cuando con 44,60 por ciento de los votos y apenas dos décimas de ventaja sobre el PP se anotaba la que hasta el domingo fue su última victoria electoral en la provincia de Toledo.