Madruga: «Un rebrote llevaría a una crisis incalculable»

M.G
-

El secretario general de Fedeto asegura que el sector se ha tomado «como un jarro de agua fría» que la provincia se mantenga en fase 0 y pide medidas efectivas para afrontar la situación

Madruga: «Un rebrote llevaría a una crisis incalculable» - Foto: David Pérez

«Lamentablemente, nuestra recuperación sanitaria es más lenta y nos va a ralentizar nuestro despegue económico». Así valora el secretario general de la Federación Empresarial Toledana, Manuel Madruga, la decisión del Gobierno central de mantener la provincia de Toledo en fase 0 en lugar de avanzar a la 1 esta semana. Asegura que a los empresarios les ha sentado «como un jarro de agua fría», pero entienden la situación que ha producido la expansión del virus y son conscientes de que hay que seguir lo que digan las autoridades sanitarias.
Pese a todo, el sector empresarial sigue sufriendo una intensa preocupación por el futuro incierto al que se van a enfrentar en los próximos meses, tanto por la falta de medidas efectivas que ayuden a capear esta crisis como por la posibilidad de que pueda producirse algún rebrote del virus en verano u otoño. «Si fuera así sería inimaginable, una crisis incalculable si hubiera que volver a cerrar».
Madruga insiste en la delicada situación económica que está atravesando el sector, agravada, sin duda, para las pequeñas y medianas empresas, como bien apunta una encuesta que realizó Fedeto con más de mil empresarios, en la que se concluyó a principios del estado de alarma «que tres de cada cuatro se planteaba el cierre» si el confinamiento se alargaba o no se arbitraban medidas suficientes para ayudar a la reanudación de la actividad económica.
Madruga se sitúa en la hipótesis del rebrote como un escenario más de los posibles que se presenten y asegura que si sucede tanto la provincia de Toledo como en el país en general se convertirán «en una ley de la selva para garantizar la supervivencia de nuestra gente» por falta de ingresos.
A pesar de que el Gobierno ha optado por la vía de los Ertes como una solución temporal a la falta de actividad, Madruga insiste en que estos expedientes temporales deberían alargarse hasta finales de año y no hasta junio como acaba de aprobarse porque muchos empresarios no aguantarán la situación y están abocados al cierre «si únicamente se les deja actividad al 30 o al 50%» porque no pueden mantener las plantillas sin ayudas.
«No llegamos a saber qué quiere exactamente el Gobierno», apunta Madruga tras dos meses pendiente de posibles medidas económicas «que no llegan». Explica que el sector empresarial se siente olvidado desde el inicio de la crisis porque considera que favorecer Ertes como medida principal no es suficiente y muchas empresas se verán obligadas a plantear Expedientes de Regulación de Empleo por la inviabilidad de la actividad si la regulación temporal de empleo no se alarga.
más medidas. Fedeto lleva casi dos meses sobrellevando una enorme carga de trabajo para informar con rapidez y puntualidad al sector e incluso está recibiendo peticiones de empresarios madrileños para vincularse a la entidad por su manera de trabajar en este periodo. El secretario general de la federación lo menciona y ve necesario resaltar la capacidad de trabajo en momentos tan delicados.
Por otra parte, Madruga recuerda una vez más la necesidad de que el Gobierno ponga en marcha medidas y ayudas para hacer frente a la situación, facilitar la exención de cuotas a la Seguridad Social por no  generar actividad, líneas de crédito y subvenciones a fondo perdido, entre otras, pero señala que lo más viable, sin duda, serán los fondos europeos, aunque también será necesario estudiar cómo se destinan para reactivar la actividad.
En cualquier caso, avanzar hacia la actividad plena sería importante, cumpliendo con las medidas higiénicas y de distanciamiento social que son eficaces para evitar los contagios. Si bien, en Fedeto echan en falta más información por parte del Gobierno, tanto «del escenario que nos encontramos», cómo de la fortaleza del propio Estado para aguantar esta crisis.
Madruga avisa sobre la posible avalancha de parados si no mejora la situación económica en los próximos meses, que podría llegar a alcanzar «seis millones de desempleados» por una crisis de grandes dimensiones, «nunca vista» hasta la fecha. El secretario general de Fedeto entiende que el momento es complicado para todos, incluido para el Gobierno, pero critica la manera de hacer las cosas, sobre todo, el acuerdo alcanzado la semana pasada que obligó a la CEOE ‘a pasar por el aro’ en relación a los Ertes. Dada la situación, apunta que estas decisiones esconden la ruptura «del diálogo social» pese a su importancia en estos momentos.