«La gente está concienciada con los beneficios del deporte»

M.G
-

Toledeport abre con cita previa y con «buenas sensaciones» tras casi dos meses cerrada y atendió a un buen número de clientes. Extrema las medidas de higiene y dispone de medios de protección

Toledeport abrió ayer sus puertas tras casi dos meses de inactividad. - Foto: Yolanda Lancha

Toledeport subió el cierre por la mañana temprano para afrontar el primer día de trabajo tras casi dos meses sin actividad. La tienda deportiva ubicada en Santa Teresa ofreció ayer, junto a otros comercios, como la zapatería Pisotones, con cuatro establecimientos abiertos en el barrio, o  la tienda Fuji Centro Fotos, un poco de vida a una zona comercial que se ha quedado desierta por el coronavirus a pesar de que la provincia de Toledo aún no ha pasado a la fase 1 de  la desescalada prevista por el Gobierno, pero las tiendas de hasta 400 metros cuadrados pueden abrir con cita previa.
«Tenemos muy buenas sensaciones», explicó ayer Antonio Fernández, uno de los propietarios de Toledeport a las pocas horas de ponerse en marcha de nuevo, una vuelta a la actividad que tiene echado el freno de mano, pero la situación sanitaria lo marca así y en esta tienda se agradece la vidilla laboral y el tú a tú con el cliente pese a que haya que guardar dos metros de distancia y cumplir a rajatabla varias medidas higiénicas para evitar contagios.
Antonio está contento y es optimista, aunque sabe que el negocio  necesita tiempo para ganar velocidad, y espera que el buen comienzo que ha iniciado junto a su socio se mantenga y pronto puedan salir del Erte para que la plantilla pueda trabajar con normalidad  y  los clientes consuman lo habitual. Además, entiende que el negocio de una tienda deportiva tiene épocas y la actual, pese al parón de actividad, no es mala porque la gente «está muy concienciada con el beneficio del deporte». Aun así, Toledeport ha tenido que pedir un crédito para pagar el material que adquirió en febrero por tener la tienda cerrada desde mediados de marzo.
medidas. La tienda, de dos plantas, fue atendiendo ayer a los clientes que tenían cita previa para evitar que se concentraran en las instalaciones, pero también a los que se pararon frente al escaparate y se animaron a entrar cuando el local estaba vacío.
En la tienda se han extremado las medidas higiénicas. La puerta de entrada permanece bloqueada para garantizar que no entran varios clientes al mismo tiempo, se reparten mascarillas y guantes, se suministra gel hidroalcohólico, se desinfecta la zona una vez que se marcha el cliente y se limpia la ropa con vapor en caso de que se pruebe.
De momento, Antonio se aferra a las buenas sensaciones y espera que el negocio despegue en poco tiempo. Además, Toledeport está inmerso también en un proyecto, que incluye una página web para lanzar la venta on line, otro mercado con potencial que ayudaría en los próximos meses y si se producen nuevas restricciones por la pandemia.