Page podría cumplir la sentencia «en dos meses» si lo permite la Junta

J. Monroy | TOLEDO
-

El alcalde considera «inaudito» que el PP municipal critique ahora un error cometido por José Manuel Molina como alcalde, y que además tuvo la oposición del PSOE

jmonroy@diariolatribuna.com

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, advirtió ayer que en el supuesto caso de que el Ayuntamiento quiera cumplir la sentencia del Tribunal Supremo sobre el POM, puede hacerlo rápidamente. Sólo hace falta que la comunidad autónoma cumpla su compromiso, alcanzado hace dos años, de manera que se pueda ejecutar la sentencia en dos meses. Sin embargo, se lamentó, «es posible, pero falta la voluntad que no me he encontrado en ningún caso en el Gobierno de la región, de manera que estoy a su espera».
El primer edil también se mostró sorprendido por las críticas del Grupo Municipal Popular. «Resulta realmente llamativo que los concejales del PP de hoy no defiendan a los concejales del PP que tomaron la decisión del POM en su momento, es inaudito», manifestó. Porque «resulta que el POM es anulado por un error cometido supuestamente en época del señor Molina, y encima contra el criterio del PSOE, que pidió un nuevo plazo de alegaciones; resulta que eso lo obvian y directamente le exigen responsabilidad al alcalde».
Para García-Page, lo que sería una barbaridad es «dejar al paciente en medio de la sala de operaciones, abierto en canal y marcharse». Se lamentó de la actitud de María Dolores Cospedal y de los concejales del PP votados en Toledo de «intentar dinamitar, uno por uno, todos los proyectos de la ciudad de Toledo». Y eso teniendo en cuenta que Cospedal y Claudia Alonso son abogados, y saben que «no nos hay otra alternativa jurídica que defender lo que han venido defendiendo hasta el momento. «Y además, deberían celebrar que un alcalde socialista esté defendiendo una decisión que tomaron ellos hace años, aunque esto sea defender al PP contra el PP, y lo estamos defendiendo por responsabilidad y amparándonos en sentencias del constitucional, que si va en la misma línea nos tiene que dar la razón», concluyó.

Reforma del POM. Pero independientemente del recorrido jurídico del POM, advirtió García-Page, su intención es abordar el mismo. Ya ha iniciado los trámites, y en el plazo de un mes tendrá la información requerida a las administraciones, y se iniciarán los trabajos técnicos para adaptar «un plan exagerado en su volumen y condiciones a la realidad de hoy».
El objetivo, había explicado, es poner en marcha una estrategia urbanística global que vaya compactando la ciudad. La idea es unir los distintos archipiélagos en los que hoy está dividida la ciudad y utilizar el Tajo como columna vertebral de unión. Porque lo contrario, llevará a una ciudad insostenible desde el punto de vista urbanístico.
El alcalde recordó que si desde 1991 se han creado 16.000 viviendas en Toledo, en su entorno se han creado 21.000. Es decir, que «cuando la ciudad ha tenido la ocasión de aprovecharse del crecimiento, lo ha hecho sólo a medias, y ahora no podemos perder la ocasión como ciudad de tener preparados todos los elementos legales, de manera que cuando sople el viento, no se hagan las casas fuera, sino que se puedan seguir haciendo así». Este sería, por lo tanto, el objetivo urbanístico a salvar en la ciudad.