Una nueva bici para entrenar en Parapléjicos

I.G.Villota
-

Se trata de una bicicleta tipo triker destinada a pacientes con lesión medular incompleta para el pedaleo con los pies. El ganador del Tour Óscar Pereiro entregó el vehículo y lanzó un mensaje de superación: «No os rindáis jamás»

Para alguien que ama las bicicletas, por ocio o por competición, no puede haber nada más ilusionante que conocer a alguno de sus ídolos y escuchar de él unas palabras de aliento y cariño. El exciclista profesional y ganador del Tour de Francia en 2006 Óscar Pereiro se desplazó hasta el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo para entregar a su Fundación una bicicleta de tres ruedas, en este caso tipo triker, es decir, destinada a pacientes con lesión medular incompleta para el pedaleo con los pies.
El Hospital cuenta con varias handbike, el modelo de bicicleta para personas con lesión medular más conocido, adaptadas para seguir pedaleando con los brazos, pero el tipo de vehículo entregado ayer ofrece posibilidades a otro tipo de pacientes, los que no tienen una parálisis total, o una pérdida total de la sensibilidad, porque su médula espinal no está totalmente dañada o afectada.
La nueva bici, cuyo coste supera los 3.000 euros,  ha sido financiada por la campaña ‘Recicla Vidrio y Pedalea’ de Ecovidrio, que tiene como objetivo concienciar sobre el reciclado de envases de vidrio.  
El director médico de Parapléjicos,  Juan Carlos Adau, reflexionó acerca de la importancia del deporte para el bienestar de cualquier persona, también aquellas que sufren lesión medular. «Es rehabilitación, es terapia, y contribuye a la recuperación física y psicológica del lesionado, además de facilitar su integración», dijo.
Adau destacó que muchos pacientes han encontrado en este hospital «su vocación deportiva» con la bici o con otras disciplinas, llegando a conseguir incluso medallas olímpicas. «Se vincularon al deporte y encontraron una nueva posibilidad para integrarse tras el accidente», dijo.
Por su parte, Óscar Pereiro invitó a los participantes en el acto, varios pacientes que escuchaban atentos al ganador del Tour, a ver las cosas importantes de la vida y a no claudicar ante de las dificultades. «No os rindáis nunca», les pidió, recordando que esta era su máxima cuando competía en bici. «La cabeza es más del 50 por ciento del triunfo de un deportista, pero se puede extrapolar», indicó.
Pereira les recordó que en su vida deportiva siempre se marcaba metas diarias, a su alcance, convencido de que todo llega «poco a poco». «No busquéis el gran objetivo de primeras», dijo, porque eso puede llevar a frustraciones, mientras que alcanzar los pequeños retos es clave para reforzar la autoestima y las ganas de seguir adelante.