España no se libra de los rebrotes

Agencias-SPC
-

El país ha registrado en el último mes y medio 34 nuevos focos que han dejado 982 contagiados, pero Sanidad asegura que todos están controlados y solo hay nueve activos

Las aglomeraciones en el transporte pueden ser determinantes a la hora de registrar más contagios. - Foto: María José López Europa Press

El mundo mira atento a la evolución de nuevos rebrotes de coronavirus como los ocurridos en Alemania -con tres focos que han dejado más de un millar de nuevos contagiados-, en China -con cerca de dos centenares de infectados tras un foco en un mercado de Pekín- o el ya lejano en el tiempo de Corea del Sur -en una zona de ocio de Seúl que retrasó la vuelta a la nueva normalidad en la nación asiática-. Sin embargo, a pesar de que esos puedan ser los más sonados, el virus sigue estando en las calles y, sin ir más lejos, en el último mes y medio se han producido 34 brotes en varias zonas concretas de España, que han provocado 982 nuevos positivos, según informaron ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.
No obstante, de todos ellos, actualmente están en activo en España unos nueve - que afectan a 82 personas-, si bien «todos están controlados», aseguró Illa, quien precisó la definición de «brote», que se considera así cuando se detectan tres o más positivos entre la población y uno cuando se trata de un solo interno de una residencia, que activa «todos» los mecanismos. Eso sí, el sistema de vigilancia, añadió el ministro, ha permitido detectar adecuadamente estos nuevos focos de la enfermedad y «actuar con contundencia y prontitud para controlarlos y darlos por superados».
Los 34 brotes detectados en el último mes y medio son de diferentes ámbitos. Nueve de ellos están asociados a mataderos, hay algunos asociados a temporeros agrícolas que fueron contagiados en Francia o se han trasladado entre provincias y algunos a trabajadores de empresas españolas que tenían relación con Lisboa, donde hubo un reciente resurgir de la COVID-19. Asimismo, hubo uno en una granja de visones en Teruel y alguno asociado a fiestas o al ámbito sanitario, según fuentes de Sanidad, que recalcaron que la capacidad de detección y control de la enfermedad en este momento hace muy difícil que se produzca transmisión comunitaria.
Actualmente ya existe un protocolo de actuación frente a brotes de epidemias, si bien va a ser actualizado en los próximos días con nuevas evidencias, ya que los brotes grandes requieren medidas de mayor impacto, como las que se han implantado durante la pandemia en España, que los pequeños, los cuales están «suficientemente identificados».
«De momento, estamos en la fase en la que las comunidades autónomas están recuperando todas sus competencias y, de momento, los focos están siendo detectados con prontitud y controlados con contundencia», señaló Illa, para asegurar que si el Gobierno considera que en algún momento tiene que actuar de nuevo «lo volverá a hacer con toda la contundencia que sea necesario». «Actualmente, podemos prevenir mucho, detectar casi todo y controlar casi todo», manifestó, por su lado, Simón.

 

En Cádiz

Mientras, el miedo a un rebrote surgió a media tarde en la base militar de Camposoto, en San Fernando (Cádiz), donde un sargento dio positivo en coronavirus, lo que obligó a activar el protocolo de protección en todo el acuartelamiento, donde otros 30 militares fueron aislados por haber mantenido contacto con el infectado, sin que se informasen más casos.
Este es el segundo foco de contagio que se produce en la provincia esta semana, después de conocer el fallecimiento de una persona que estuvo alojada en una pensión de Algeciras, donde se han registrado ya 19 contagiados.