Historias de la 'movida' por La Mancha

J. Monroy
-
Historias de la ‘movida’ por La Mancha - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Mayte González Mozos presenta en la Biblioteca Luces en el Llano, una recopilación de relatos del tardofranquismo y el surgimiento de la movida; la historia de unos jóvenes que vivieron aquella «exuberancia»

La ‘movida’, contaba este lunes en la Biblioteca de Castilla-La Mancha la escritora Mayte González Mozos, entró por el norte, por Vigo, pasó por Madrid, y recayó en Puertollano, que por una serie de circunstancias sociales, fue durante unos años un momento muy puntero de la misma.
Luces en el Llano, libro presentado en la Biblioteca, es una recopilación de relatos ambientados en el tardofranquismo, la transición y la ‘movida’. En ellos se habla mucho de música, de arte, así como de Puertollano, lugar en el que se desarrollan, «aunque podría haber sucedido en cualquier lugar de La Mancha», pero también de otros lugares, como Madrid o la sala Rockola.
La ‘movida’ y más allá. En realidad, Luces en el Llano no solo habla de la ‘movida’. Comienza con historias de 1972, y cuenta «cómo vivíamos en el tardofranquismo, en esa época gris, y como luego, en la transición, después de la muerte del dictador, los que éramos jóvenes vivimos en primera persona aquello como un renacimiento, como una exuberancia».
El libro no es una biografía, aunque González Mozos reconoce que está basado en la realidad, es una «autoficción», en la que se cambian algunos nombres, bares, lugares o referencias, para no herir sensibilidades. También aparecen anécdotas sociales de la época y personas que pasaron por la vida de la autora en el momento, como Pedro Almodóvar, Alberti o Alaska.
Mayte González Mozos, puertollanense de nacimiento, ha ganado diversos premios en su carrera literaria (entre otros, fue finalista del premio Princesa Galiana de Toledo en 2014) y ha hecho ya varias publicaciones. Esta es su segunda novela en solitario, después de Retazos de pasión. También ha participado en casi una treintena de antologías. Además, fue una de las fundadoras del Grupo literario Arrendajos.
La autora confiesa que ha ido con calma en esta recopilación. Comenzó a escribir relator en 2012, hasta 2018. Al final, se quedó fuera el último de ellos por motivo de impresión, por lo que lo está dando en papel. Al final, quedó una pequeña publicación, recopilación de relatos de lectura amena.