Villatobas controla el alquiler tras detectar a peones en un

J.M.
-

El Ayuntamiento requerirá a los dueños de las casas que arrienden los jornaleros que ofrezcan condiciones de «habitabilidad, seguridad y salubridad».

El flamenco de Jesús Verbo actúa mañana en Burguillos.

El Ayuntamiento de Villatobas, una localidad de la Mesa de Ocaña de 2.400 empadronados, detectó hace unos días a una familia de jornaleros que vivía de alquiler en una cochera y ha intervenido para evitar que continúe ese uso del garaje como una vivienda. Además, ha publicado un bando municipal de advertencia a los vecinos sobre el control que se seguirá a los arrendamientos de casas para los temporeros del ajo.

Así lo confirmó ayer en declaraciones a este diario la alcaldesa de Villatobas, Gema Guerrero, quien firmó el pasado día 13 un bando municipal que detallaba sus instrucciones a los servicios municipales para que las viviendas que sean arrendadas a los temporeros, principalmente de origen rumano, cumplan con los requisitos de la normativa vigente.

En este sentido, el Ayuntamiento ha aseverado que vigilará que los propietarios de las casas cuenten con la correspondiente licencia de primera ocupación y reúnan unas condiciones mínimas de «habitabilidad, seguridad y salubridad» para evitar expedientes sancionadores. Como primera medida, el Consistorio logró que la familia mencionada dejara de vivir en esas condiciones precarias.

El Ayuntamiento ha actuado de manera inmediata contra alquileres inadecuados, después de tener conocimiento de que una familia de jornaleros del ajo habían arrendado un garaje para vivir durante la temporada. La alcaldesa indicó que los peones controlados, con una capacidad adquisitiva baja, eligieron estas condiciones deficientes para pagar lo menos posible por una residencia durante las semanas que dura la recogida por los distintos términos municipales de la Mesa de Ocaña. De este modo, estos alquileres están al margen de las contrataciones para trabajar en el campo.

El problema de salubridad fue detectado en este caso y en otro más en el arranque de la temporada de recogida del ajo, que mueve hasta la Mesa de Ocaña a los jornaleros. Al respecto, Guerrero señaló que el año pasado no vivían en el municipios estos peones, pero sí se dejaban ver por el término municipal para descansar en los parques y refrescarse en las fuentes. La comprobación en los primeros días de julio de los dos inmuebles anómalos obligó al Ayuntamiento a la publicación del bando, que sólo concierne a los alquileres cuyo fin sea servir de casa para estos jornaleros durante las semanas de verano de la campaña.

obras en la calle mayor. Por otro lado, la alcaldesa de Villatobas ha comunicado a los vecinos que la calle Mayor, una travesía que ocupa el centro del núcleo urbano en las inmediaciones del Ayuntamiento, permanecerá cerrada durante dos semanas por unas obras de reparación.

Estos trabajos comenzaron el pasado día 17 y se prolongarán hasta final de mes. Concretamente, la zona afectada alcanza entre el Ayuntamiento y la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Por ello, el Ayuntamiento ha comunicado las calles por las que se desviará el tráfico de vehículos durante estos días.

Como consecuencia de estas obras en el centro de la localidad, los viajeros de las líneas de autobuses de Samar e Interbús con destino a Madrid y a Toledo deberán tomar durante este periodo el servicio en otros lugares.