Negociación para «equilibrar las posiciones»

C.M
-

La secretaria de Acción Sindical de Comisiones Obreras consideró prioritario «realizar la negociación con la patronal apostando por la aplicación de medidas temporales y conyunturales»

Michelin Illescas realizará un nuevo ERTE a su plantilla - Foto: Yolanda Lancha

El sindicato ya advirtió, ante los datos de paro del mes de abril, que «sería un acto de irresponsabilidad mayúsculo no prorrogar el estado de alarma, ya que esto supondría, en términos laborales, que finalizarían automáticamente todos los ERTE de fuerza mayor, que son la mayoría, y que en Castilla-La Mancha afectan a un total de 93.571 trabajadores». Cifra que, a nivel provincial, suma 31.604 afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causas de fuerza mayor.
Ante ello, y con la amenaza apuntada por el Gobierno sobre la puesta en marcha de un marco normativo si sindicatos y patronal no llegan a un acuerdo en este ámbito, desde CCOO esperan que «se haga todo lo necesario para evitar despidos». En este sentido, y ya que las negociaciones se están desarrollando a nivel nacional, Carolina Vidal - secretaria regional de Acción Sindical de CCOO CLM- apreció la necesidad de sustentar este diálogo «en el mantenimiento del empleo» y en «la protección de las familias que se queden sin el colchón social».
Por ello, y sabedora de que es esencial «equilibrar las posiciones», la responsable sindical no obvió referirse a que son conscientes de la complejidad del momento para las empresas, razón por la que hay que orquestar medidas que «posibiliten poder rescatar a los trabajadores poco a poco» dependiendo de la liquidez de las empresas. Eso sí, marcando la dinámica de abordarlo siempre desde «una situación temporal y coyuntural» que debe cronificarse.
De hecho, y puesto que desde CCOO ya han apuntado que están vigilantes para que las empresas no aprovechen esta situación para precarizar el empleo o como excusa para que sean las trabajadoras y los trabajadores los que paguen los efectos económicos de la pandemia, Vidal insistió en contemplar este momento «como transitorio para proteger a las familias».
Y puesto que las predicciones de la patronal apuntan a «la bajada de los salarios», auguró la secretaria regional de Acción Sindical de CCOO CLM que los empresarios tratan de «seguir el mismo camino que el seguido en 2018», lo que corrigió al recordar, a los citados, que «desde entonces hemos aprendido». No en vano, sentenció que CCOO no permitirá que «se vuelva a salir de esta crisis sobre la espalda de los más vulnerables», es decir, de los trabajadores y trabajadoras.
Con la certeza de que hay que «seguir negociando» para ir encontrando soluciones que «equilibren» las posiciones enfrentadas, Carolina Vidal señalo que en el caso de que este diálogo no llegue a buen puerto, «pediremos al Gobierno que legisle».


Unidad y diálogo. Sobre la importancia de mantener los cauces de comunicación entre todos los agentes implicados, desde CCOO ya se apuntó -tras la firma en el Palacio de Fuensalida del Plan extraordinario de medidas económicas para la recuperación de la región-,  la importancia de la unidad y del diálogo social para salir juntos de la crisis, para que nadie se quede atrás, para que ningún trabajador o trabajadora se quede en el camino.
Entre las medidas del plan, destacan las ayudas directas a quienes peor lo están pasando y que tienen menos recursos; medidas para la protección del empleo para los trabajadores que se encuentran en un ERTE; y mecanismos para fomentar la contratación, reforzamiento de las políticas activas de empleo y medidas para el mantenimiento del empleo. Y es que, tal y como afirmó  Paco de la Rosa, «cualquier ayuda tiene que ir vinculada a la continuidad del empleo».