1.200 alumnos en la Semana de Prevención de Incendios

Leticia G. Colao
-

Los días 7 y 8 se desarrollarán actividades con el objetivo de que los colectivos más vulnerables conozcan medidas de autoprotección con las que evitar fuegos en el hogar

1.200 alumnos en la Semana de Prevención de Incendios

Unos 1.200 escolares formarán parte de la Semana de la Prevención de Incendios en Talavera con el objetivo de difundir medidas de autoprotección frente a los riesgos más frecuentes y cómo evitar un fuego en el hogar. La iniciativa, que tendrá lugar el 7 y 8 de noviembre, se desarrolla de la mano de Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) en colaboración con el Ayuntamiento de Talavera y el Servicio de Extinción de Incendios, y va dirigida especialmente a los colectivos más vulnerables, niños y personas mayores.
Así lo ha explicado el coordinador de Proyectos de la Fundación Mapfre, Antonio García, quien destacó que hay que «incidir en la prevención y en la autoprotección» ya que «con pequeños gestos se puede evitar una tragedia». Para ello, durante estos dos días se realizarán una serie de actividades «con recomendaciones de los bomberos que pueden prevenir la gran mayoría de estos incidentes».
El jefe de Bomberos de Talavera, David Bernábé, detalló que el jueves 7 se desarrollará en La Alameda ‘La casita del humo’, un hinchable que se llenará de humo artificial para explicar e indicar a los alumnos cómo actuar con unas nociones básicas de evacuación y autoprotección. Un día después, en el Teatro Palenque y con dos pases, a las 10 y a las 12 horas, se representará la obra ‘Dos pillos y un bombero’.
Ambas acciones, explicó Bernabé, van destinadas a la prevención,  y al uso del teléfono de emergencias 112. Las actividades están dirigidas a escolares de entre 4 y 12 años.
Por su parte, la concejala de Seguridad y Movilidad, Flora Bellón, acompañada por el concejal de Educación de Calidad, Sergio Gutiérrez, ha calificado estas jornadas de «necesarias y muy interesantes» para «promover la prevención en escolares».


Detector de humos. El director gerente de APTB, Gabriel Muñoz, subrayó que el detector de humos es actualmente el medio más eficaz para evitar incendios en el hogar, especialmente por la noche, ya que el 70 por ciento de los fallecidos lo hace por inhalación de humo y la mitad mientras duermen. Muñoz destacó que la mayor parte de ellos tienen lugar en la cocina pero es en el comedor donde más muertes se producen. El detector, insistió, «es el sistema más eficaz, porque produce un ruido espantoso al detectar el humo y despierta a todo un vecindario».
Así, detalló algunas cifras del recientemente presentado estudio de víctimas de Incendios en España, donde se recoge que en 2017 hubo 212 muertos en incendios, de los que 143 fueron en viviendas, y en 2018 se redujo a 123 fallecidos, 98 en sus propias casas. Las cifras han empeorado para 2019, ya que la estimación, a falta de dos meses, es que haya entre 180 y 200 personas. En la región, hubo 14 fallecidos por esta causa en 2017 y 5 el año pasado.