Castilla-La Mancha, reducto masculino de los posgrados

J.A.J
-

Frente a la tendencia española, son mayoría en la región los varones entre el alumnado de másteres y otros títulos complementarios al grado, un 53 % frente al 47 % de mujeres

Castilla-La Mancha, reducto masculino de los posgrados

Frente a la tendencia española, el alumnado de posgrados, másteres y demás títulos complementarios al grado universitario (la actual denominación de las antiguas diplomaturas y licenciaturas) es mayoritariamente un reducto masculino. En concreto, hay un 53 por ciento  de varones en este segmento estudiantil frente al 47 por ciento de mujeres, el porcentaje más bajo de España en este tipo de estudios. El porcentaje contrasta llamativamente con la mayor presencia femenina en las aulas de grados en la región, un 56 por ciento frente al 44 por ciento de hombres si nos atenemos a las cifras de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).
Este porcentaje por sexos en el alumnado de los posgrados se recoge en el estudio ‘Radiografía del perfil del estudiante de máster y posgrado en España’ elaborado por la Escuela de Negocios IMF. Sólo hay otra autonomía con preponderancia masculina, Galicia, con un 48 por ciento de alumnado femenino en posgrados y el resto hombres. Ambos sexos están a la par en impartición de posgrados en Castilla y León y Galicia, y las mujeres son mayoría en las demás autonomías. Las mujeres constituyen mayorías del 51 por ciento en Cantabria, Aragón, Murcia, Andalucía y Extremadura; del 52 por ciento en Canarias, del 53 por ciento en País Vasco, La Rioja, Baleares, y Madrid; 54 por ciento en Comunidad Valenciana y Cataluña; y 55 por ciento en Navarra.
En el conjunto de España, el 52 por ciento del colectivo de estudiantes de posgrado está formado por mujeres. Puede parecer algo que se corresponde con la preponderancia femenina en los grados universitarios, pero eso es una impresión engañosa. Y es que el porcentaje de féminas alcanza de media un 54 por ciento en los grados de universidades públicas y 55 por ciento en las privadas, según el informe ‘La Universidad en Cifras’ de la Conferencia de Rectores.
Por lo tanto, la reducción de este porcentaje en la etapa de posgrado -aún teniendo en cuenta que a esta formación acceden no sólo recién  graduados sino también veteranos licenciados-  resulta llamativa. Más después de que la última reforma universitaria, la del Plan Bolonia, haya traído una generalización de los posgrados hasta el punto de convertirse en obligatorios en numerosas carreras para poder ejercer profesionalmente, como las profesiones sanitarias o la abogacía.


Para entrar a trabajar, no para subir sueldo.

Otro dato significativo en el caso regional, según destaca IMF a través de una nota de resumen de su estudio tiene que ver con las motivaciones a la hora de realizar un máster o posgrado. Pese a que la media nacional señala, con un 49 por ciento, el aumento del sueldo como el principal motivo a la hora de optar por este tipo de formación, en Castilla-La Mancha esta razón  ocupa  el  segundo  puesto, con  un  45 por ciento ,y  en  primer  lugar  se  encuentra  el acceso  al mercado laboral (47 por ciento).  Como tercera opción se sitúa la reorientación laboral, 8 por ciento frente al 13 por ciento del promedio nacional. Los resultados del estudio, además, desmienten la teoría de que los desempleados son los que más se forman. De hecho, en Castilla-La Mancha se ve que el perfil más común entre los  estudiantes  que  optan  por  esta  formación  son  empleados  por cuenta  ajena  y recién licenciados y en prácticas.
Si se habla de las herramientas más comunes de búsqueda de máster y posgrado, 6 de cada  10 españoles destacan Google,  cifra  que  asciende  hasta  el  61 por ciento  en Castilla-La Mancha. En segundo lugar, se encuentran las redes sociales, la opción favorita para un 16 por ciento de  los  españoles y  el  18 por ciento  de  los castellano-manchegos.  El  tercer  puesto  lo  ocupan  los medios no  especializados (12 por ciento a  nivel  nacional,  14 por ciento en Castilla-La Mancha), seguido  de cerca  por  los  medios y  blogs especializados en  temas  de  formación  (11 por ciento, cifra  que disminuye hasta el 7 por ciento en el caso de esta Comunidad Autónoma).
Si se comparan los datos con otras comunidades autónomas, Extremadura, Canarias y Andalucía son las  comunidades autónomas donde más  se  utilizan  las  redes  sociales  como  herramienta  de  búsqueda para obtener información, mientras que La Rioja, Navarra y País Vasco son las comunidades con las cifras más bajas.
Al preguntarles sobre cuáles son sus referentes a la hora de elegir un máster o posgrado, los españoles señalan a los antiguos alumnos como primera opción, seguido de familiares y  amigos. En  el  caso  de  Castilla-La  Mancha se observa  que  el  primer  puesto  lo  ocupan  los familiares, seguidos de antiguos alumnos y amigos. A más distancia, en le ámbito nacional les siguen la prensa, la radio, la publicidad  exterior  y,  aunque  parezca  sorprendente,  la televisión, que ocupa el último lugar. Sin embargo, los castellano-manchegos priorizan la radio frente a la prensa.
Para  los  estudiantes  existen tres  aspectos  clave  a  la  hora  de decantarse por  uno  u  otro máster o curso de posgrado: metodología, horarios y profesorado. En  cuanto  a  la  metodología, la  opción  preferida  por  el  55 por ciento  de los  castellano-manchegos (misma cifra que la media española) es la formación mixta, modalidad que une la  formación  presencial  con  las ventajas  del  uso  de  las  nuevas  tecnologías. Al  igual  que ocurre a nivel nacional, en Castilla-La Mancha, al preguntar por los horarios, cuatro de cada 10 estudiantes eligieron la opción del fin de semana (41 por ciento, dato que viene a confirmar que la mayoría de ellos se encuentran trabajando. Por último, en cuanto a qué es lo que más valoran del profesorado, el 49 por ciento de los estudiantes castellano-manchegos señala que su trayectoria profesional (51 por ciento en España), seguido de su formación académica (37 por ciento), y, como última opción, el prestigio mediático (14 por ciento, cifra dos puntos  por  encima  de  la  media  nacional).