La Jara impulsa un movimiento contra la despoblación

J.M.
-
La Jara impulsa un movimiento contra la despoblación

Vecinos de distintas localidades jareñas han creado una asociación para influir en los políticos y aportar ideas para revertir el pésimo porvenir del suroeste de la provincia

Yolanda Martínez está a punto de cumplir el medio siglo de vida y ha sido testigo de cómo el transcurso de las décadas ha vaciado la comarca de la Jara, cuyo nombre procede de la voz árabe ‘Cha’ara’, que significa tierra despoblada. Ella trabaja en Madrid como técnico de empleo, pero está empadronada en la Eatim de Buenasbodas, perteneciente a Sevilleja de la Jara. Apenas son 250 en el registro oficial, pero allí se ha gestado un movimiento vecinal que se ha extendido a más poblaciones del suroeste de la provincia. El nacimiento busca adquirir influencia política para arrastrar inversiones que devuelvan oxígeno a las más de 30 localidades de la provincia, más las limítrofes de Ciudad Real y Extremadura.
Yolanda y otros ocho colaboradores de Robledo del Mazo, La Nava de Ricomalillo, Sevilleja de la Jara y Mohedas de la Jara han engendrado ‘Impulso a la Jara’. No es casualidad puesto que esta vecina de Buenasbodas pertenece a un proyecto que busca insuflar aire a los pueblos españoles. El bautizo del colectivo jareño se celebró oficiosamente en la concentración convocada el 31 de marzo en Madrid para reivindicar la denominada ‘España vaciada’. «El objetivo es dar una solución a la despoblación en la Jara, crear identidad de comarca y sensibilizar sobre la situación», recalcó en declaraciones a este diario.
El espaldarazo llegará dentro un mes, una vez constituidas las nuevas corporaciones municipales. Los impulsores de la asociación tienen previsto congregar a los equipos de Gobierno en una reunión común el 30 de junio para revertir el olvido institucional a la comarca. Como ejemplo, Yolanda recuerda que la Junta anunció recientemente una inversión millonaria en carreteras. Nada para el suroeste de la provincia. «Nos hemos sentido abandonados», suspira.
Esta sensación se multiplica desde hace muchos años en toda la comarca de la Jara, donde duermen sin avance proyectos que pretenden revitalizar los municipios, como el balneario de Aldeanueva de San Bartolomé (Aldeanovita). Así, el colectivo ‘Impulso a la Jara’ quiere principiar actividad económica para el nacimiento e incentivar las cooperativas en las localidades.
El proyecto final será presentado a las diputaciones provinciales, a los gobiernos de las Comunidades Autónomas de Extremadura y Castilla-La Mancha, a los Grupos de Desarrollo Rural, a las fundaciones y a distintos financiadores privados, para conseguir de esta manera y con un soporte económico, su puesta en marcha de forma efectiva.

 

El 15 por ciento menos de empadronados en 10 años.

Los municipios de la comarca de la Jara han perdido el 15 por ciento de la población en la última década. Ahora mismo, suman 16.961 empadronados por los 20.166 de 2008. En los últimos 10 años, sólo Las Herencias y La Pueblanueva han aumentado el número de habitantes, ambas muy cercanas a Talavera.
En cambio, la tendencia resulta a la baja en el resto de las localidades, como Aldeanueva de San Bartolomé (de 623 a 434), La Estrella (de 433 a 233) o Los Navalucillos (de 2.776 a 2.171).
La sangría de población de esta última década resulta más elocuente que la década anterior en la comarca de la Jara. Por entonces, fue tan sólo del uno por ciento entre los municipios, con 243 empadronados menos.
En cuanto al sexo, la población masculina representa ahora mismo el 51,8 por ciento de los empadronados en la comarca de la Jara, con 8.795 varones, por el 48,2 por ciento de las féminas, con 8.166 registradas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística a 1 de enero de 2018.