Sin límites

SPC
-

Con el séptimo título mundial, Márquez demuestra que su ambición está intacta y que en el futuro aspira a conquistar cotas más altas

Sin límites - Foto: TORU HANAI

Con pinta de niño bueno y de no haber roto nunca un plato, a pesar de correr sobre el asfalto a más de 300 kilómetros por hora, Marc Márquez sigue tumbando récords y adelantando pilotos, algunos ya retirados, en su carrera por ser el más grande de la Historia. 
El de Repsol Honda es ya en pentacampeón del mundo de MotoGP con 25 años, empatando a corredores históricos como Mick Doohan. Al de Cervera solo le quedan por delante los siete Mundiales de Valentino Rossi y los ocho de Giacomo Agostini. 
Sin embargo, ninguno de ellos era tan joven como el ilerdense cuando celebraron su quinta corona en la máxima categoría de las dos ruedas. Doohan tenía 33, mientras que Agostini contaba con 29 y Rossi, con 26. 
Márquez se aseguró el título con su victoria del pasado domingo en el GP de Japón, sellando su quinto Mundial de MotoGP tras los de 2013, 2014 y 2016 y 2017. A ese palmarés habría que añadir otro de Moto3 en 2010 y otro de Moto2 en 2012. 
Siete campeonatos del mundo con 25 años son palabras mayores y algunos ven al español capaz de romper todos los récords que se le planteen.