El viento derriba 7 árboles y deja 10 incidencias

F. J. R.
-
El viento derriba 7 árboles y deja 10 incidencias - Foto: Yolanda Lancha

Un hombre resultó ileso tras caer sobre su vehículo una rama de 4 metros y otra de gran tamaño se desprendió junto a un parque infantil en el Tres Culturas

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó durante el este miércoles la alerta amarilla por viento en la provincia de Toledo. La capital registró rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora. La desapacible jornada se saldó con un total de diez salidas de los bomberos hasta el cierre de esta edición. Del total de actuaciones, siete de ellas fueron para retirar árboles caídos y ramas de gran tamaño.
Dos de las actuaciones fueron especialmente llamativas, por el hecho de afectar a un vehículo en circulación -con las consecuencias que eso podría haber provocado- y por haber caído una rama de considerable tamaño en una de las zonas de juegos infantiles del Parque de las Tres Culturas, en la que en esos momentos, por fortuna, no había nadie.
Una de las primeras llamadas de la jornada se registró en el 112 a las 11:39 horas de ayer. Un hombre resultó ileso pese a caer una rama de cuatro metros encima de su vehículo cuando circulaba a la altura de la avenida de América, en paralelo al colegio Carmelitas.
Afortunadamente, pese a lo aparatoso del incidente y al peso de la rama, no hubo que lamentar daños personales. Hasta el lugar se desplazó una dotación de bomberos del parque municipal que procedió a talar el árbol ante el riesgo de que la rama se siguiera desprendiendo.
Prácticamente a la misma hora, otro árbol era arrancado de raíz por el viento en la calle París, en la zona de la avenida de Europa. El ejemplar se encontraba en la puerta de un establecimiento hostelero y sus ramas impactaron en un vehículo que había aparcado en la zona, también sin lamentar daños personales.
El árbol en cuestión presentaba pocas raíces, lo que pudo ser la causa de que el viento terminara derribándolo.
Las actuaciones de los bomberos se fueron sucediendo durante todo el día, y sobre las 18:45 horas de la tarde tuvieron que acudir al parque de las Tres Culturas ante un aviso por la caída de una rama de grandes dimensiones.
No es la primera vez que las fuertes rachas de viento han jugado una mala pasada en los parques públicos, por ello en algunas ocasiones el Ayuntamiento ha dado orden de precintar algunos como el del Circo Romano. Este miércoles la fortuna quiso que en una zona con bastante presencia de niños y padres no se encontrara nadie en el momento en el que una rama de unos tres metros de longitud cayó en los límites de una de las tres zonas de juegos infantiles del parque de las Tres Culturas.
La jornada no terminó ahí para los bomberos, que tuvieron que acudir a las 20:00 horas a la plaza de la Ropería por un desprendimiento en una fachada. También actuaron en la plaza de San Vicente por una desprendimiento de cristales en un balcón que tampoco afectó a nadie.