La izquierda se une para seducir a Cs y gobernar Madrid

SPC
-
La izquierda se une para seducir a Cs y gobernar Madrid - Foto: VICTOR LERENA

Gabilondo y Errejón piden una reunión a tres bandas con Aguado para formar un Ejecutivo de regeneración que estaría liderado por el socialista y dejaría en la oposición a PP y Vox

El PP, Ciudadanos y Vox siguen apurando los plazos para llegar a un acuerdo en la Comunidad de Madrid, pero el decálogo de exigencias del partido de Santiago Abascal parece haber dejado la negociación en un punto muerto del que nadie sabe muy bien cómo salir. Los naranjas, incluso, amagaron el miércoles con plegar velas al abrirse a buscar un pacto «con aquellos partidos que quieran progresar». El guante fue recogido de inmediato por el PSOE y Más Madrid que quieren aprovechar esa falta de entendimiento entre los partidos de la derecha para seducir a la formación de Albert Rivera y hacerse con el Gobierno autonómico gracias a su apoyo. 
El primer paso de esta posible alianza, que nadie se esperaba tras las elecciones regionales del pasado 26 de mayo, lo dieron ayer los candidatos autónomicos de ambos partidos, Ángel Gabilondo e Íñigo Errejón, al enviar una carta a su homólogo de Ciudadanos, Ignacio Aguado, para pedirle una reunión a tres bandas para intentar acordar un «Gobierno de regeneración» que mejore la Comunidad e impulse los derechos y las libertades de los madrileños. Este Ejecutivo sería liderado por el socialista Gabilondo, que ya ha presentado un acuerdo de investidura que tiene como base combatir «el resentimiento y el prejuicio» y que buscará trabajar «por la convivencia, la cordialidad, el respeto mutuo y el bienestar social» y al que ya ha invitado a sumarse al resto de grupos. Este documento también le fue remitido a Aguado en busca de su apoyo en un Pleno de la Asamblea que, como muy tarde, debe comenzar el 11 de julio, según la normativa regional.
«Queremos propiciar las reuniones necesarias de cara a la investidura, también con Ciudadanos para abordar los problemas que los madrileños nos están demandando», señaló el candidato socialista que justificó su paso adelante de cara a ser presidente porque «el PSOE es el partido más votado y el que tiene más apoyos en la Cámara para ganar la votación».
Por su parte, Errejón aseveró que los números sí dan para intentar formar un Gobierno de regeneración y que su deber es «intentarlo» porque hay «condiciones» para que se propicie un acuerdo mínimo, por lo que instó a Ciudadanos a sumarse a la unión de la izquierda. «Hay que intentar hablar con generosidad para llegar a acuerdos entre quienes pensamos de manera muy diferente para evitar un mal mayor de la mano del chantaje de una formación retrógrada. Hay una alternativa a los chantajes de Vox», subrayó el candidato de Más Madrid. 

 

Sin cesiones

Poco antes del ofrecimiento de la izquierda, Ignacio Aguado insistía en que su partido no cederá a las pretensiones de Vox, ya que el objetivo de los naranjas es acordar un programa de Gobierno que contenga reformas «concretas» de PP y Cs. «Después, que cada grupo elija si quieren bloquear o mandarnos a nuevas elecciones. Espero que no y sería fantástico si Gabilondo y Errejón se abstuvieran. Mostrarían responsabilidad por su parte», enfatizó.