Unos 150 vecinos de San Román se han pagado ya sus test

Redacción
-

Una vecina y trabajadora de la residencia se prestó a poder organizar a los vecinos interesados dada la preocupación existente entre la población y la falta de recursos públicos

Unos 150 vecinos de San Román se han pagado ya sus test

Una vecina del pueblo, y trabajadora de la residencia de ancianos, fue la punta de lanza de un movimiento que en la actualidad ha llevado a unos 150 vecinos de San  Román de los Montes a realizarse por su propia cuenta test que les confirmen  su situación en relación al Covid-19. Esta vecina, que acudió  a la Clínica Marazuela de Talavera para hacerse un PCRque confirmara el negativo y la permitiera volver a trabjar en la residencia, se prestó a través de un grupo de Facebook del municipio a organizar, dado el interés que despertó entre muchos vecinos, la realización de test particulares para aquellos que quisieran. 
Así, desde la última semana de abril en la que esta vecina decía que «está claro que algo tenemos que hacer por nuestro pueblo, y me brindo a esta pequeña actuación, por mi parte», han sido alrededor de 150  vecinos los que han acudido a la clínica de Talavera para hacerse test serológicos  (que se realizan mediante una muestra de sangre y tienen un 86% de sensibilidad determinando si has pasado o no la enfermedad y si has creado anticuerpos).
De hecho, se siguen haciendo listado de personas del municipio interesadas en poder realizarse un test de estas características con el que la población de San Román de los Montes (un municipio que no alcanza los 1.900 habitantes)quiere garantizarse la tranquilidad de saber en qué estado se encuentra. Unos test que requieren el informe del médico del municipio al que una vez conocido el resultado se le comunica para que sea informado a las autoridades sanitarias.
«Lo hemos pasado muy mal, San Román ha tenido un importante foco de contagios y estos test dan tranquilidad a la población», confirmaba el alcalde de este municipio que ha sido uno de los que se ha realizado este test.
Y como en tantos otros municipios la residencia de mayores -que cuenta con 24 plazas- ha sufrido uno de los mayores focos de contagio tanto entre el personal como entre los residentes. En este centro, Nuestra Señora del Buen Camino, han fallecido cinco residentes por Covid-19 además de otros dos por otras causas. En la actualidad, celebran haber recuperado la tranquilidad puesto que solo tienen registrada una persona afectada.
En esta residencia, y después de muchos trámites, se realizaron test  a todos los residentes a través del servicio de Epidemiología del Hospital de Toledo, test PCR que se repitieron para garantizar que los residentes estaban limpios. En cuanto al personal, solo se realizaron a aquellas trabajadoras que presentaban sintomatología y habían sido dadas de baja por lo que muchas de ellas están acudiendo a los test privados.
En San Román de los Montes, según señalaba el alcalde, han fallecido 14 personas a causa de este virus que se propagó entre la población, considera el primer edil, a partir de unos actos del Día de la Mujer a los que pudieron acudir alrededor de 150 mujeres, algunas de ellas procedentes de Madrid. Y es que, diez días después de estos actos empezaron a aparecer los casos de contagio de este virus que ha acabado con la vida de 14 vecionos y ha tenido hospitalizados a otros 15, algunos en situaciones muy graves.
El alcalde señala que los pocos recursos de los que disponen se han puesto a disposición de quien lo ha necesitado. «Hemos ayudado hasta donde hemos podido y pusimos tres líneas telefónicas a disposición de los vecinos para esta crisis sanitaria», señala Francisco Sánchez Pérez que también agradece la labor de la UME, el Geacam y la Diputación de Toledo y de los vecinos y las muestras de solidaridad. 

 

«El temor está frenando la salida a la calle de los vecinos»

 Los vecinos de San Román de los Montes pueden salir a pasear o a llevar a cabo alguna actividad deportiva (siempre con las limitacones fijadas) a la hora del día que prefieran siempre y cuando se enmarque entre las 06,00 horas y las 23,00 horas. Es el privilegio de ser una población de menos de 5.000 habitantes en la que se ha llamado Fase 0 de la desescalada. Sin embargo, el temor después de haber sido un municipio azotado por este coronavirus está frenando la salida de los vecinos. 
Así lo confirmaba el alcalde, Francisco Sánchez, que asegura que los sanromaniegos «se están portando fenomenal respetando las medidas escrupulosamente», tanto que no han notado demasiado movimiento en las calles pese a las nuevas ‘libertades’ fijadas.
«Están intentando evitar salir, lo hacen muy poco a poco porque aún hay temor», reconce el alcalde, que ante las nuevas medidas de apertura a partir del día 11 es consciente de que los negocios tienen aún muchas dudas sobre su supervivencia en ciertas condiciones. Y pone la vista más allá, a la espera de la evolución de la pandemia y las medidas decretadas por el Gobierno, señalando que no van a tardar en plantearle  qué hacer con las pisicinas y las fiestas populares.