La planta del NGCPV ya ha logrado células con el 43% de eficiencia

J.F.
-
La planta del NGCPV ya ha logrado células con el 43% de eficiencia - Foto: Yolanda Lancha

A pesar de llevar escasos meses funcionando, este proyecto europeo-japonés ha conseguido uno de los objetivos marcados en materia de concentración fotovoltaica

Uno de los objetivos marcados para el proyecto europeo-japonés, con sede en La Villa de Don Fadrique, NGCPV (Nueva Generación Fotovoltaica de Concentración) ya se ha logrado, obteniendo células de concentración con una eficiencia de más del 43 por ciento, según se puso de manifiesto ayer durante la presentación del proyecto, que supone una inversión de diez millones de euros, financiados entre Europa y Japón, y tiene un carácter pionero, ya que con elementos más pequeños logra un mayor rendimiento (hasta tres veces más que las instalaciones tradicionales), lo que permite reducir costes en la producción de energía solar.
El sistema, en lugar de organizarse en placas planas, cuenta con unas lentes redondeadas que permiten un tratamiento diferente de la energía que llega, mejorando su rendimiento y su eficiencia, pese a que las células son mucho más pequeñas, incluso milimétricas, por lo que se trata de una iniciativa única en el mundo y que tiene en una huerta de La Villa de Don Fadrique su escenario, hasta el que la pasada jornada se desplazaban representantes de GFM (Generaciones Fotovoltaicas de La Mancha), así como de la Universidad Politécnica de Madrid y de la de Tokio, que coordinan el proyecto.
Adicionalmente al desarrollo y evaluación de células y módulos solares se desarrollarán nuevos materiales y estructuras de la célula solar y se explorarán nuevos enfoques para estandarizar la tecnología de medición de las células de concentración.
La nueva industria fotovoltaica de concentración pretende aprovechar los logros en eficiencia obtenidos con las células solares multiunión, ya hoy en un 43,5 por ciento, colocando estas sofisticadas células solares en concentradores.
El fin último es conseguir una reducción drástica de los costes. En esa línea están trabajando intensamente investigadores de EEUU, Europa y Japón, especialmente sensibilizados con esta cuestión. Además, España ocupa un papel relevante en este proyecto, gracias a este proyecto -que se desarrollará hasta el año 2014-, habiéndose logrado resultados que no se dan en otros países miembros de la UE de la talla de Francia, Italia o Gran Bretaña. De hecho, España tiene instalados en su territorio el 75 por ciento de los 20 megavatios de CPV actualmente en el mundo, la mayoría de ellos fabricados por empresas españolas.
En el momento actual, el potencial de reducir costes es muy elevado, tanto por el avance del rendimiento, que ha aumentado más de diez puntos porcentuales en la última década, como por las importantes reducciones de precio esperables de una óptica que usa nuevos principios de diseño -óptica anidiólica- y por las numerosas alternativas en la construcción del centrador que permitirán encontrar soluciones cada vez más económicas.

los investigadores. El grupo de investigación de la UE, dirigido por el profesor Antonio Luque, de la Politécnica, está formado por el Instituto Fraunhofer para sistemas de energía solar (Alemania), el Imperial College de Londres, la Agencia nacional Italiana para las Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Económico Sostenible, BSQ Solar (España), PSE AG(Alemania) y el Instituto Nacional francés para la Energía Solar.
Mientras que el profesor Masafumi Yamaguchi, del Toyota Technological Institute, es el principal investigador del grupo de Japón, que incluye Sharp Corporation, Daido Steel Co, de la Universidad de Tokio, y el Instituto nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología.