El yihadista de Sevilla, en la cárcel acusado de terrorismo

Efe
-

El yihadista de Sevilla, encarcelado acusado de terrorismo - Foto: David Arjona

El supuesto yihadista marroquí Zouhair al Bouhdidi, residente en Sevilla, ha ingresado este viernes en la cárcel de Salé, cercana a Rabat (Marruecos), tras ser acusado por la Fiscalía General de preparar un atentado terrorista en la capital andaluza.

El acusado ha comparecido ante la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Rabat, encargado de los casos de terrorismo y, posteriormente, ha ingresado en la cárcel en régimen de detención preventiva. 

Tal y como se ha ido dando a conocer, Zouhair al Bouhdidi tenía intención de cometer un atentado de forma individual, pero el grupo terrorista Estado Islámico (EI) le recomendó esperar hasta recibir nuevas instrucciones, según señalaron ayer fuentes de la Seguridad magrebíes.
El joven, de 23 años y estudiante de Filología Árabe en la capital andaluza, donde vive desde hace 13 años, entró en enero en contacto con un líder del EI en Siria a través de la aplicación Telegram, la favorita entre los distintos movimientos yihadistas.
El jefe islamista le propuso en un primer momento cometer un atentado al estilo de los lobos solitarios, pero más tarde le pidió esperar por dos motivos: primero, debía formar una célula terrorista, y segundo, aguardar instrucciones sobre los blancos concretos que debía atacar.
Al Bouhdidi solía visitar sitios electrónicos relacionados con el grupo yihadista, sobre todo aquellos donde se enseña a fabricar bombas.
Mientras, los vecinos de la familia siguen consternados, ya que entienden que era un chico muy normal, con dos hermanos, una madre trabajando en un centro social y un padre en paro que es imán de una mezquita. «Juro por Dios que está limpio», aseguró la mujer, que confesó que estaba destrozada.