El 100% de la plantilla de ICSA respalda la huelga

M.G
-
El 100% de la plantilla de ICSA respalda la huelga - Foto: David Pérez

Los sindicatos celebran el apoyo de los trabajadores, que ya habían secundado dos paros parciales. La empresa aún no ha reaccionado y la plantilla espera «que mueva ficha» en estos días

«La empresa no se puede dejar morir». Así de claro lo ha manifestado el presidente del comité de empresa de AyA (Areonáutica y Automoción), representante de CCOO, Raúl Herrero, en las puertas de ICSA, delante de una buena representación de trabajadores que ha secundado la tercera la jornada de huelga, la primera a tiempo completo,  y no será la última.
Los sindicatos, CCOO, UGT y USO, están muy satisfechos con la respuesta de la plantilla de ICSA y de AyA, pertenecientes al grupo Aernnova, ya que prácticamente el 100%de los trabajadores de ambas empresas se han sumado al paro completo organizado para exigir a la factoría «que invierta» para tener  suficiente «carga de trabajo» y evitar la salida progresiva de trabajadores hasta un posible cierre sin fecha concreta. ICSA Composites arrastra este problema desde hace tres años, cuando Airbus decidió prescindir de la fabricación del timón y también finiquitó más tarde el contrato de la producción del borde de ataque del Airbus 380, lo que produjo una significativa rebaja de la carga de trabajo y la salida progresiva de trabajadores, puesto que  la plantilla contaba con 330 empleados y en pocos meses mermó y se estableció en 270.
De momento, la empresa continúa sin sentarse con los representantes sindicales para abordar la situación a pesar de que ayer se cumplió el tercer día de movilizaciones. Y  la plantilla está dispuesta a continuar con las protestas y la huelga porque tiene previsto otro paro total el próximo jueves. En estos días, los trabajadores han contado con el apoyo de la alcaldesa, con la que se han reunido esta semana, y con la visita del candidato de Unidas Podemos al Ayuntamiento, Txema Fernández.
Si bien, desde el comité de empresa de AyA entienden que no es suficiente, que las administraciones pueden hacer más para evitar el cierre de factorías tan significativas porque, entre otras cosas, «puede mediar para intentar que Defensa vuelva a realizar más encargos como antes al grupo Aernnova o que se le facilite un crédito si es necesario» para mantener su actividad.
Herrero ha insistido en la importancia del sector aeronáutico en la actualidad y no comprende la negativa del grupo empresarial a no invertir para colocarse en una posición destacada en el sector industrial. En principio, los trabajadores volverán a protagonizar una segunda huelga completa la próxima semana y los representantes sindicales esperan que la empresa «mueva ficha» y se puedan poner en marcha mesas de diálogo porque, de momento, «no ha reaccionado», según comentó Ángel Carmena, presidente del comité de empresa de ICSA
El secretario general de CCOO-Industria, Ángel León, también se ha desplazado hasta la factoría toledana para apoyar la movilización y ha subrayado la necesidad de que la Junta intervenga en este conflicto laboral una vez que pasen las elecciones autonómicas.
En este caso, ha recordado que se trata «de una empresa emblemática en la ciudad» de un sector «estratégico para la región», como se ha definido «en los pactos suscritos con el Gobierno para la Recuperación Social y Económica de la Región».
La plantilla mira de reojo a la planta vecina, a Montepino, que acaba de instalarse en el Polígono Industrial y promete 500 empleos. Celebran que el Polígono crezca, pero también quieren que las administraciones pongan especial atención a empresas como ICSA, muy arraigadas también en la ciudad, para evitar la pérdida de empleo de cientos de trabajadores.
Herrero ha recordado que esta movilización no guarda relación con un aumento de sueldo o de mejoras de las condiciones laborales, se trata de una protesta para defender el empleo porque, entre otras cosas, se han destruido 30 puestos en lo que va de año y es posible que salgan otros veinte trabajadores en poco tiempo.