El PP denuncia el recorte de un 36,32% del centro de salud

M.G
-
Esqueleto del centro de salud de Santa Bárbara. - Foto: Yolanda Lancha

El viceportavoz del grupo, José López Gamarra, critica a Page y Tolón por la reducción de metros proyectada. Sigue solicitando los informes de la CHT sobre la viabilidad del proyecto

Recortes y más recortes. Así se ha tomado en el Grupo Municipal Popular la noticia de la reanudación de las obras del centro de salud de Santa Bárbara. La oposición lleva semanas hablando de esta infraestructura por su ubicación, por la licencia municipal y ahora por el edificio en sí, puesto que se ha retomado el proyecto, «pero Page y  Tolón» han decidido podarlo «para dejar en bruto» tres de los cinco módulos proyectados, con lo que temen que las instalaciones terminen siendo «de segunda o tercera categoría».
En estos términos lo ha expresado el viceportavoz del grupo, José López Gamarra, convencido de que ambos dirigentes socialistas «han engañado a los vecinos de Santa Bárbara» al anunciar la reactivación de las obras. En este caso, no comparte la decisión y no entiende por qué el proyecto pasa de una construcción de 2.272 metros cuadrados a 1.444 metros cuadrados, es decir, «un recorte del 36,32%» de  lo proyectado inicialmente.
Gamarra ha subrayado lo ilógico de los recortes, «ya que no se realizan en la zona de administración, se hace en las áreas importantes». Según ha contabilizado, desaparecen tres vestuarios, el único almacén proyectado, se recorta parte del área de atención médica especial, «se suprime todo el bloque de rehabilitación y la zona de odontología», entre otros espacios. Si bien, recuerda que el centro de salud se proyectó según las necesidades del barrio y las modificaciones actuales no se ajustan a la realidad.
Además, Gamarra insistió ayer en una problemática añadida, el aumento de usuarios una vez que se ponga en funcionamiento porque estas instalaciones prestarán atención también a los pacientes de Cobisa y de Burguillos.
visita. El viceportavoz del grupo se acercó por la mañana a las obras para comprobar su avance y se ha encontrado «con tres operarios», los únicos que estaban «dando vueltas para adaptar la parcela». En este caso, a Gamarra esta situación le recuerda a las obras del futuro hospital. «Están haciendo lo mismo porque no hay dinero».
Los números no salen en las cuentas del PP. Señala que el proyecto inicial mantenía un presupuesto de 4,5 millones de euros, pero ahora la Junta ha decidido ahorrar costes planteando un centro de salud por 2,6 millones de euros.  Sin embargo, Gamarra da un paso más y cree que el edificio no estará listo en los plazos marcados y anunciados -nueve meses- porque, entre otras cosas, «en los presupuestos regionales únicamente se ha aprobado una partida de 649.000 euros. «Por eso las obras van como van», insistió.
Por otra parte, el Grupo Municipal Popular continúa pidiendo los informes y permisos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que permiten la construcción de un edificio sobre el cauce de un arroyo. Llevan casi dos meses solicitando la información y creen que el Ayuntamiento está obligado a facilitarla, un gesto que ayudaría también a calmar «el miedo de los vecinos».
 Gamarra critica una vez más al equipo de Tolón por su forma de gobernar. Invita a reflexionar, puesto que no ve lógico que el 27 de octubre se diga que no habrá árboles en el aparcamiento de Santa Teresa que se está adecentando  «y a los pocos días un concejal diga que sí los habrá». Al hilo de esta cuestión, Gamarra también ha aprovechado para criticar las obras del parking, puesto que también se recortarán dos tercios de lo inicialmente previsto, ya que el presupuesto inicial partía de un millón de euros y finalmente será de 400.000 euros.