Cubelos ante Tokio 2021: «El mundo no debe parar más tiempo»

Raquel Jiménez
-

El piragüista comparte la decisión del COI de celebrar los Juegos independientemente de la pandemia: «Si por entonces no hemos logrado vencer al virus, habrá que adaptarse».

Paco Cubelos en una imagen en Verducido, donde se celebró este Selectivo Nacional. - Foto: Salvador Sas (EFE)

El piragüista Paco Cubelos tuvo una vuelta brillante a la competición en el Selectivo Nacional de Verducido para formar el equipo español en la Copa del Mundo de Szeged (Hungría). El talaverano consiguió la clasificación por partida doble: en los 1.000 metros de K1 y K2. Y todo ello después de más de un año sin acudir a una prueba. Por tanto, y según ha señalado a este diario, «hasta que no te pones en línea de salida, no sabes como va a responder tu cuerpo y como vas a estar».
Por tanto, aunque había la lógica incertidumbre, de un hecho estaba convencido y es que «el trabajo había sido mucho y las sensaciones buenas».
Cubelos empezó el viernes su fin de semana fantástico con el triunfo en K1 1.000 metros y, además, venció con mucha autoridad. Aunque su objetivo prioritario es el K2, explica que «tanto a mi compañero nos gusta correr también en K1 ya que el nivel individual de cada uno suma en el doble».
Por tanto, competir de manera individual es una práctica habitual de Cubelos y de su compañero en el K2, Iñigo Peña en las pruebas nacionales. «Y este año con más razón todavía al estar tan faltos de competiciones». Resulta evidente además que es muy adecuado para su preparación, para «ver donde estábamos cada uno a nivel individual».
El sábado llegó el momento de encarar el K2 1.000 metros en un día un poco difícil en cuanto a las condiciones meteorológicas, sobre todo, por el viento, con lo que «se formó una estampa un poco complicada para hacer una prueba de piragüismo; pero supimos hacerlo lo mejor posible». En definitiva, «fue una regata dura física y estratégicamente». Cubelos pone el acento en otro aspecto fundamental y es que «tener al lado rivales de nivel, te lleva a tener que sacar lo mejor de ti para ganar».
Sin diferencias. El talaverano vivió de esta manera su primera prueba en la era Covid-19. A este respecto, manifiesta que «nosotros tenemos la suerte de que a la hora de competir no hay diferencias». Ahora bien, «sí es distinto todo lo que sucede fuera del agua, es decir, mascarillas, distancia... Ahí sí es que es todo nuevo».
Y sus triunfos en este Selectivo Nacional llevarán a Cubelos de nuevo a Szeged donde se disputa del 24 al 27 de septiembre la Copa del Mundo Esprint. Es un escenario grato tanto para el talaverano como para su compañero Iñigo Peña. Precisamente éste fue el último lugar donde compitieron, antes de este fin de semana, para proclamarse subcampeones del mundo y conseguir el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio.
El piragüista talaverano reconoce que «es una pista que nos gusta mucho». Recuerda que «fue el primer lugar donde competimos juntos internacionalmente en 2017 y además batimos el récord del mundo; en 2018 conseguimos también medallas. Mientras que el año pasado logramos la clasificación para Tokio».
Desvela que «no estaba previsto que fuéramos este año»; pero ha sido la única prueba internacional que ha quedado después de tantas cancelaciones, con lo que «por supuesto queríamos competirla desde el primer momento».
Participar en esta prueba, la única internacional en Pista, «nos obligará a alargar un poco la temporada porque solemos acabar a finales de agosto». Pero está claro que «necesitamos competir y un objetivo de una carrera en mente». Por tanto, «cerraremos allí la temporada y espero que con un buen resultado».
Confinamiento. Estos éxitos llegan después de un Estado de Alarma Sanitaria que obligó a un confinamiento. Durante este período, «tuvimos que reinventarnos». Pero desde el primer momento, «sabíamos que teníamos que buscar el material necesario para continuar con nuestra preparación, adecuar ese entrenamiento para hacerlo en casa y mantener el nivel de exigencia». Por tanto, «estuvimos entrenando tanto como lo hacíamos fuera, con la misma carga horaria, junto a comidas y descansos, que se mantuvieron a rajatabla».
En condiciones normales, Paco Cubelos hubiera vuelto hace un mes de los Juegos Olímpicos de Tokio: «Por supuesto que me he acordado; hace un mes tendríamos que haber estado compitiendo allí». De todas formas, es de la opinión de que «no hay que darlo más vueltas».
Los Juegos se celebrarán  en 2021 «con o sin pandemia» según anunció el COI: «Está claro que el mundo no puede parar más tiempo; si no hemos conseguido para entonces vencer al virus, habrá que adaptarse y tomar las medidas necesarias para hacerlo de la mejor manera».