Punto de casta del Soliss Talavera en Noia

Área 11
-

4
Noia Portus Apostoli
4
Soliss FS Talavera
Finalizado
Los de Rubén Barrios, pese a verse por debajo en el marcador, empataron gracias a su espíritu de sacrificio y de lucha

Los talaveranos, tras este punto en Noia, se mantienen invictos. - Foto: Noia Portus Apostoli

Tremendo punto de casta el cosechado por el Soliss FS Talavera en la pista del Noia Portus Apostoli (4-4). Los hombres dirigidos por Rubén Barrios dieron buena muestra de su espíritu de sacrificio y lucha, no dando nunca el partido por perdido, pese a verse por debajo en el marcador buena parte del mismo. Los talaveranos, que se vieron dos goles abajo nada más empezar, recortaron distancias pero nuevamente los gallegos se escaparon (3-1). Pero Jesús Jiménez, con un doblete, empató en un tramo final en el que otra vez los de casa se pusieron por delante pero apareció Nacho Pedraza para firmar unas tablas que saben a gloria.
Y es que los de Rubén Barrios no entraron bien al encuentro. Apenas habían transcurrido cuatro minutos cuando el marcador reflejaba un 2-0 favorable a los de Marlon Velasco. Los noieses aprovecharon al máximo sus aproximaciones a la portería visitante y primero Dani Colorado y escasos segundos después Kike, tras tocar y desviar un disparo de Oriol Miquel, ponían el duelo muy de cara para sus aspiraciones.
El FS Talavera no tardó mucho en recuperarse del doble mazazo y apenas tres minutos más tarde se volvería a meter en el partido gracias a un buen latigazo de Pepe que, tras acariciar a un zaguero local, se coló en la portería. El encuentro, entonces, entró en una fase de toma y daca en la que cualquiera podría haber vuelto a ver puerta. Como un disparo que ejecutó Jesús Jiménez al filo del cuarto de hora que se marchó desviado. Sin embargo, antes del descanso iba a ser el Noia Portus Apostoli el que de la mano de Palmas se marcharía con dos tantos de ventaja en su haber (3-1).
El tercer chicharro gallego supuso un lastre para los talaveranos, a los que les costó incomodar nuevamente a un adversario que en la reanudación, con todo de cara, dejó pasar los minutos en busca de la sentencia. Y es que no fue hasta la media hora cuando por fin, y tras varios intentos, llegaría el 3-2. Esta vez Álex Pérez no pudo hacer nada para frenar el endiablado disparo de Jesús Jiménez, que cuatro minutos más tarde desataría la locura visitante con el 3-3 con seis minutos por disputar. Esta vez, tras superar al meta en su segundo remate.
El tramo final fue de locura. El técnico de casa, viendo el desaguisado, pidió tiempo muerto. Tras él, llegó la sexta falta del Noia y el doble penalti que podría haberle dado la vuelta al tanteador. Sin embargo, paró Álex Pérez el tiro del bigoleador talaverano y, para colmo, un minuto más tarde llegaba el 4-3, de Dani Colorado tras una jugada de estrategia. Otro lanzamiento desde los diez metros le daba la oportunidad al FS Talavera de igualar y, esta vez sí, fue Nacho Pedraza el que no perdonó en el 36’. De ahí al final, un rosario de emociones que no se tradujo en goles y que finalmente permitió a la escuadra de Rubén Barrios regresar a casa con un punto en el bolsillo.