Fernández quiere devolver la oficina de Correos a Buenavista

C.M
-

El candidato de Unidas Podemos-Izquierda Unida propuso mejorar la conexión de transporte público con la urbanización Tres Culturas que, en estos momento, cuenta con poca frecuencia

Fernández quiere devolver la oficina de Correos a Buenavista - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El programa electoral de Unidas Podemos-Izquierda Unida disecciona cada uno de los barrios de la ciudad avanzando propuestas para cada uno de ellos. Y puesto que esta candidatura ha recorrido cada zona para explicarlas, le tocó el turno a Buenavista. Allí, Txema Fernández -acompañado  de miembros de su candidatura- contó a los residentes de este barrio las iniciativas planteadas en torno a la mejora de las señalizaciones comerciales, al compromiso con el pequeño comercio, o al cuidado de los espacios verdes.
En esta lista, el primer puesto está ocupado por el retorno de un servicio público esencial, la oficina de Correos, que «ya estuvo en este barrio y que desapareció», dejando sin esta atención a los residentes de una zona que, no hay que olvidar, «pese a contar con una población joven también acoge a personas que no lo son tanto». Y es este colectivo de edad el que debe «acercarse Duque de Lerma, que es donde está la oficina más cercana».
No olvidó referirse, el candidato de Unidas Podemos-IU, a la necesidad de atender con mayor precisión las «desamparadas zonas de Buenavista situadas al otro lado de la carretera» -como la urbanización Tres Culturas- que no poseen frecuencias adecuadas en las líneas de autobuses que por allí transitan. De hecho, este déficit en el transporte público, incluso en las primeras horas de la mañana, «el primer autobús pasa a las ocho menos cuarto», impide a los residentes poder acudir a sus trabajos en estas líneas públicas fomentando «el transporte privado, que es el modelo de ciudad que no queremos».
Sobre la importancia de «mejorar la señalización comercial existente en las calles» del barrio, Fernández apuntó que « el centro comercial de Buenavista debe ser una instalación de referencia» porque su ubicación permite pensar en él como un lugar comercial dotado, además, de locales que están cerrados y que podían destinarse a diferentes usos sociales.
Entre las propuestas pensadas para el lugar, apostó el candidato por la elaboración de un Plan del Pequeño Comercio que consiga que estos negocios sigan abiertas y sean viables. De hecho, instó a ofertar una mayor visibilidad a los mismos adecuando y mejorado las señalizaciones. Sobre el cuidado de los espacios verdes, el alumbrado y el mantenimiento del mobiliario urbano, Fernández consideró importante realizar una planificación equilibrada en las que calles sean espacios amables de convivencia.
Por último, apostó por revisar la gestión de la ORA y su alcance con el estudio de la posibilidad de revertir ciertas zonas a espacios 100% públicos. No olvidó mencionar la medida destinada a revisar y adecuar los cruces peligrosos y faltos de visibilidad.
«Con una semana más...». Medio en broma apuntó Txema Fernández que «con una semana más hubiéramos podido hacer un vuelco electoral». Esta máxima sonriente se explicó desde el convencimiento de que «unos cuantos días» los hubiese ofrecido la posibilidad de «explicar más y mejor el programa» porque, sentenció, «hemos tenido que aclarar cosas que no tenían que ver con esta candidatura» situándolos con «con media hora de retraso».
Sin embargo, y supliendo este ‘retraso’ con una intensa agenda en el que «hemos sacado tiempo de donde no había», el candidato de la formación de izquierdas ha echado de menos «el debate y la confrontación de ideas», dinámica deseada pero que resultado «difícil porque el resto de los partidos no tiene ninguna propuesta».
Así, y apreciando que hay un partido que «siempre acaba de hablando de España», al que uno otro -dicen que ciudadano- con un candidato que «no puede apuntar su primera acción de gobierno porque, dijo, ‘hay tantas por hacer que no me atrevo a decir ninguna’», paró Fernández ante un PP que «ya sabemos cómo gobernó la Junta y el Ayuntamiento, cómo abandonó los plenos en momentos críticos, y cómo avaló despidos de profesionales de servicios públicos esenciales». Por ello, y tras está revisión política en tiempo y forma, consideró que «la única alternativa somos nosotros, y eso creo que lo hemos demostrado».