Sindicatos reclaman más inversión en escuelas infantiles

A.D.M.
-

Denuncian la falta de personal, que no se repongan plazas funcionarias y la ausencia de perfiles como el oficial de mantenimiento

Representantes de los sindicatos STAS y CSIF se concentraron ayer por segunda vez frente a las escuelas infantiles dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha «para exigir a la Junta un compromiso de inversión para la siguiente legislatura». Según Susana Cardona, técnico en jardín de infancia, del sindicato STAS-CLM, piden solución a «deficiencias estructurales, muy necesarias para seguir manteniendo el servicio con la calidad que requieren estos centros». 
Denuncian, en primer lugar, la falta de personal, especialmente en categorías como mantenimiento, limpieza y servicios domésticos, y también reponer las plazas de personal funcionario en técnicos especialistas en jardín de infancia y educadores infantiles, «que no se cubren porque la Administración maneja unas ratios que no son las que se negociaron en su momento», y que desde los sindicatos ven «más propias del anterior Gobierno de la Junta, pero no de este».
Sara Alocén, de CSIF, también técnico en jardín de infancia, con una experiencia de 18 años en escuelas infantiles, manifiesta por su parte que «lo que estamos viendo ahora no ha pasado nunca». Reivindica como una necesidad las plazas de oficial de mantenimiento, «que son imprescindibles, y no simples ordenanzas para abrir y cerrar puertas». Según Alocén, son ellos quienes realizan tareas como cribar los patios donde juegan los niños, arreglan desperfectos, solicionan problemas con los sanitarios... «No vale con dos o tres horas a la semana». El trabajo que este personal hacía, añade, se reparte ahora entre las educadoras, «sobre las cuales recaen unas responsabilidades que no deberían».
Sindicatos insisten en renovación de escuelas infantilesSindicatos insisten en renovación de escuelas infantilesDesde ambos sindicatos, añade Susana Cardona, también lamentan «deficiencias muy claras en instalaciones», desde escuelas cerradas -«como sucede en Tarancón desde hace tres años, sin entrar ni siquiera en el plan de infraestructuras 2015-2019»- hasta casos en los que los niños «han encontrado ratas», temas de salud «que por supuesto vamos a llevar al comité provincial de seguridad y salud laboral de Educación».
Ambas reconocen unas recientes declaraciones del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, en las que este manifestaba que «no nos había olvidado para nada», pero «quien lleva la gestión de las escuelas infantiles es la viceconsejera, que siempre que nos hemos reunido nos ha dicho claramente no».
Educadoras como Emilia Castro Malagón, con 36 años de experiencia a sus espaldas, manifiestan que «esta no es la escuela que queremos», y que el hecho de «tener que asumir, siendo pocos, las funciones que tendrían que hacer otros trabajadores -porque aquí somos todos necesarios: es como un puzzle-, en quien va en detrimento es de los críos».