El Consistorio podrá iluminar los pasos sobre la CM-4001

J. Monroy
-
El Consistorio podrá iluminar los pasos sobre la CM-4001 - Foto: David Pérez

Olivar de los Pozos pide que el Ayuntamiento tenga un registro público de los ruidos de La Peraleda y que se limpie de cara a la primavera y el verano los accesos a la misma

El Ayuntamiento de Toledo puede iluminar los pasos de cebra de la carretera CM-4001 en su área urbana, y va a estudiar cómo hacerlo. Esa es una de las conclusiones del último Consejo de Participación Norte, tras la propuesta de actuación de la Asociación de Vecinos del Olivar de los Pozos.
La carretera CM-4001 es propiedad de la Junta de Comunidades desde la rotonda de la Olivilla hasta Talavera de la Reina. Sin embargo, es la columna vertebral que conecta varias urbanizaciones de la ciudad, como La Bastida, Olivar de los Pozos, San Bernardo o Monte Sión. Desde hace años, las asociaciones del entorno vienen reclamando con insistencia la iluminación de la misma, para evitar problemas por la noche.
Así lo volvió a hacer este martes Olivar de los Pozos. La propuesta de Raquel López Reneo era que se iluminaran las rotondas de la carretera, para evitar accidentes, y también se ornamentaran. La presidente vecinal recordó que las personas que andan por la noche junto a la carretera, no sólo las mujeres, tienen miedo muchas veces por la falta de iluminación, «porque te puede ocurrir cualquier cosa». Y los pasos de peatones en invierno apenas tiene visibilidad en invierno, por lo que cualquier día puede haber un atropello si no se conduce con cuidado.
El problema, reiteró la concejal Helena Galán, es que se trata de una carretera de la Junta, no están recepcionadas como la aceras, como en otros viales de acceso, y esta es la que tendría que hacer la iluminación. Sin embargo, sobre la mesa se puso una alternativa: el Ayuntamiento es competente de los pasos de cebra en la ciudad, tanto de sus cuidados, como de su iluminación. Ahí se abre una posibilidad de iluminar los pasos, sin la necesidad de recepcionar la carretera. Por lo tanto, advirtió Galán, se volverá a insistir a la Junta en que ilumine, y aunque la moción no iba exactamente en ese sentido, el Ayuntamiento estudiará la iluminación de los pasos.
La Peraleda. En lo que a La Peraleda se refiere, Olivar de los Pozos presentó dos propuestas. La primera es que se lleve un registro de los ruidos que produce esta zona. La idea, explicó López Reneo, es que si se miden los decibelios con cada denuncia, se haga un histórico de los mismos, y se compruebe así si realmente los ruidos van bajando. A su juicio, el Ayuntamiento tiene una responsabilidad allí, y ha de medir de forma sistemática, todos los fines de semana, los decibelios, y ponerlo a información pública. Si no lo está haciendo ya, debe comenzar a hacerlo.
Además, la Asociación de Vecinos propone que los planes de empleo limpien los accesos a La Peraleda. Su idea es que de cara a primavera y el verano se hagan estos trabajos sí o sí, para evitar posibles incendios.
Arboledas. Olivar de los Pozos cree que el Ayuntamiento debería supervisar en toda la ciudad las arboledas privadas que condicionan el paso de los peatones por los distintos viales. En el Consejo de Participación Norte propuso que obligue a los vecinos a cortar las ramas. Porque además, apuntó, López Reneo, en estas fechas, las hojas al caer bloquean las alcantarillas.
Finalmente, López Reneo apuntó que el corte de un talud por parte del camping está afectando a viales de la urbanización. Al hacer un ángulo recto y no poner una pared que lo sustente, se ha afectado al vial. Espera que el Ayuntamiento lo estudie y les asesore. Tras la presentación de todas estas propuestas y el tiempo y esfuerzo que suponen, la Asociación de Vecinos espera respuestas de cara al próximo Consejo.