Apovata confía en que se mantenga el 90 por ciento de bonificación sobre el IBI

Leticia G. Colao
-

El colectivo se muestra confuso ante la existencia de una ley que pasa sobre la Sentencia de Badajoz y establece rebajas del 40% sobre los terrenos urbanizables sin desarrollo

El término municipal de Talavera cuenta con un total de 1.920 hectáreas de terreno urbanizable sin ningún tipo de desarrollo urbanístico. - Foto: Peña


La Asociación de Afectados por la Ponencia de Valores de Talavera pide al Ayuntamiento que sea «razonable» y mantenga el compromiso adquirido el pasado verano para aplicar una bonificación del 90 por ciento en aquellos terrenos considerados como urbanizables pero sin ningún tipo de desarrollo urbanístico. La petición del colectivo talaverano llega después de la aprobación de una ley, la 13/2015 de Reforma de la Ley Hipotecaria,   que «parece querer saltarse» la sentencia del Tribunal Supremo del 30 de mayo de 2014 -o Sentencia de Badajoz- que establece que este tipo de terrenos serán considerados como rústicos, y por el contrario les aplica un nuevo valor. Así, asegura que a efectos del IBI, estos terrenos tendrán una nueva valoración y a su vez se les aplicará una bonificación del 40 por ciento, algo que los propietarios talaveranos esperan que no suprima el compromiso previo del 90 por ciento al que llegaron con el Ayuntamiento.
El presidente de Apovata, Víctor Jiménez, explica que el Ayuntamiento puede actuar en dos direcciones. La primera será acogerse a esta nueva ley y aplicar el descuento del 40 por ciento, como es su obligación, y terminar ahí su actuación para con los propietarios o, en segundo lugar, recordar que tiene un compromiso de dar una bonificación del 90 por ciento sobre los bienes urbanizables sea cual sea su valor, algo que en su opinión ratifica el hecho de que este acuerdo «es anterior al devengo del IBI».
En este sentido, recalca Jiménez, toma más valor el hecho de que en los acuerdos tomados con el Ayuntamiento el pasado mes de julio de 2014, existe un cuarto apartado que señala: «Si la clasificación del suelo sujeto a gravamen a que se refiere el artículo 7.2 de la vigente Ley de Catastro Inmobiliario (...) fuera objeto de modificación legal con anterioridad a la fecha del devengo del impuesto, se estará a lo dispuesto en dicha modificación normativa, quedando sin efecto la bonificación cuyas condiciones sustantivas se regulan en el presente apartado», pero como destaca Jiménez, «no es anterior al devengo ya que la ley es del pasado mes de junio y el devengo del 1 de enero».
Por todo ello, desde la asociación consideran que lo más razonable sería que el Consistorio reglara el nuevo valor del terreno y le aplicara el 40 por ciento que exige la nueva ley y, sobre eso, el 90 «porque es un compromiso anterior a la ley y al devengo del impuesto».
Es decir, que deberían aplicar el 40 por ciento pero no olvidarse del compromiso previo del 90 por ciento sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles en este tipo de terrenos en término municipal de Talavera.
Los representantes de Apovata no se han reunido aún con el equipo de Gobierno para conocer sus opiniones al respecto, aunque sí confían en que lo «razonable» es que el actual Ejecutivo local es el mismo que firmó en julio 2014 este tipo de bonificaciones, «por lo que no hay ninguna razón para pensar que no apliquen lo que aprobaron». De no hacerlo así, sus asociados estudiarán si compensa o no y cómo continuar con el tema.
El presidente del colectivo de afectados por la ponencia de valores asegura que han sido alrededor de 60 las consultas que les han llegado no sólo de Talavera sino de Castilla-La Mancha y de toda España para preguntarles por la forma de actuar que puede tomar el Consistorio.