Alcoy: «Estas dos últimas victorias nos dan la vida»

Raquel Jiménez
-

El técnico felicita a sus jugadores por el triunfo ante el Córdoba, frente al que el CF Talavera «ha sido infinitamente superior»

Alcoy se dirige al vestuario al término de la primera mitad que acabó con el 1-0 del CF Talavera. - Foto: Ferrero

El entrenador del CF Talavera, Fran Alcoy, indicó, tras el triunfo de su escuadra por 2-1 ante el Córdoba, que «me quedo con el gran partido que ha hecho el equipo ante un grande de la categoría». Consideró que los primeros diez minutos del choque «fueron un poco de conocernos los dos equipos y de imprecisiones. Pero, a partir de ahí, creo que el Talavera ha sido infinitamente superior, ganamos el partido por la mínima, aunque deberíamos haberlo superado con más holgura y no sufrir tanto».
En este sentido, el preparador se refirió al 2-1 del Córdoba en el minuto 85 por mediación de Owusu: «Se encontraron con ese gol, pues no sé si en la única ocasión en la que han llegado claramente». Explicó que en esta circunstancia «te entra el miedo y ellos, por inercia, se van arriba». Entiende que «hubiera sido muy injusto no haber ganado este partido». Alcoy quiso «felicitar al equipo por el gran trabajo que ha hecho».
El encuentro del domingo es continuación de la dinámica que ha iniciado el Talavera después «de la gran segunda parte en Algeciras». Mientras que frente al Córdoba, «hemos hecho desaparecer al rival del campo». Volvió a lamentar «no haber tenido un resultado más holgado». En definitiva, «estas dos últimas victorias seguidas nos dan la vida».
Sin embargo, insistió en que «en estas dos semanas no hemos hecho nada distinto a lo que hacíamos antes; simplemente que ahora las cosas han salido, no hay más». Es un hecho que «en el fútbol lo que una semana es tristeza, la siguiente es alegría y en quince días euforia, y viceversa, lo que es euforia, en una semana pasa a ser tristeza y después depresión». Anuncia que «volverán a venir situaciones en las que estemos fastidiados y ahí es donde todos debemos estar a la altura».
Si la afición silbó, protestó y pidió la marcha del técnico hace dos semanas, el domingo fue todo lo contrario: ‘olés’ al juego del equipo y aplausos. «La afición es importante, ha estado de diez y ojalá esté así siempre». Pero también «cuando las cosas no salgan».
Recuerda que «hace una semana esto era un desastre: había que echar al entrenador y estábamos ya en Tercera». Porque deja claro que «nuestro seña de identidad en esta categoría es sufrir; hay que tener los pies en el suelo».
Una racha de dos victorias que dan moral al equipo de cara a los dos encuentros seguidos fuera de casa que tiene ahora ante dos candidatos al ascenso: San Fernando y Cartagena. Advirtió que «vas a dos campos donde lo normal es que pierdas; ahora bien, hay que competir. Tenemos el factor de jugar fuera, que es distinto, pero estos dos triunfos nos hacen ver las cosas de otra manera».