El cinturón reduce a la mitad el riesgo morir en accidente

I.G.Villota
-

Uno de cada tres fallecidos en la región no llevaba este dispositivo, obligatorio en asientos traseros y delanteros y en todos los trayectos. La multa es de 200 euros y tres puntos del carné

El cinturón reduce a la mitad el riesgo morir en accidente - Foto: Yolanda Lancha

Es el elemento que mayor seguridad nos aporta cuando montamos en coche. Y es gratuito. Todos los vehículos lo llevan incorporado. No hay más que abrochárselo. Nuestro principal seguro de vida. El uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en un accidente de tráfico y un 77 por ciento en el caso de sufrir un vuelco del vehículo. Su uso es obligatorio desde 1992 pero todavía muchos no lo utilizan. No hace falta más que recurrir a la estadística: Uno de cada tres fallecidos en las carreteras de la región no llevaba puesto este dispositivo. Un dispositivo que es obligatorio en asientos traseros y delanteros y en todos los trayectos, por cortos que sean.  La multa por no utilizarlo es de 200 euros y la retirada de tres puntos en el carné de conducir.
La Dirección General de Tráfico (DGT) arrancó ayer una campaña especial para concienciar sobre el uso del cinturón y de los sistemas de retención infantil. Se prolongará hasta el domingo 6 de octubre. La Guardia Civil hará los controles  y también la Policía Local de cinco municipios que se han sumado a la campaña: Yepes, Yeles, Talavera de la Reina, la Puebla de Montalbán y Añover de Tajo.
El subdelegado del Gobierno en la provincia, Carlos Ángel Devia, presentó la iniciativa acompañado por el jefe de la DGT en la región, Javier Caparrini, y el teniente del subsector de Tráfico, Jesús Cipriano.
El subdelegado recalcó que es obligatorio que los niños «lleven la adecuada sujeción», porque «un niño sin sujeción multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales o muy graves». «Nueve de cada diez lesionados se hubiesen evitado utilizando un sistema de retención adecuado», subrayó.
La colisión de un vehículo a 50 kilómetros por hora equivale a una caída desde un segundo piso, apuntó Devia, quien insistió en la importancia de la concienciación en el uso del cinturón en los asientos traseros, pues en un impacto frontal «la probabilidad de golpear mortalmente a los pasajeros de delante puede ser hasta ocho veces mayor».
Devia indicó que la campaña desarrollada el año pasado por estas fechas arrojó las siguientes cifras: la Guardia Civil sancionó al 0,72 por ciento de los vehículos controlados, mientras que la Policía Local de los municipios que participaron sancionó al 9,5 por ciento, lo que evidencia, apuntó, que somos menos precavidos en ciudad.
Por su parte, Javier Caparrini evidenció que el uso del cinturón salva vidas. «Solo hay que abrochárselo. No es una broma, es una medida de seguridad fácil y evidente. Usémoslo», enfatizó.