La CHT multa con 10.000 euros al Consistorio por el vertido de verano

latribunadetoledo.es
-

Según la investigación realizada por la CHT, el suceso fue ocasionado por una fuga accidental del colector municipal de la ciudad, que vertió en el arroyo del Aserradero

La CHT multa con 10.000 euros al Consistorio por el vertido de verano - Foto: Víctor Ballesteros

manuel bernardino / madrid
La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) ha multado al Ayuntamiento de Toledo con 10.001 euros por un vertido de aguas residuales urbanas al arroyo Aserradero que produjo este verano la muerte de miles de peces, en el río Tajo, a su paso por la ciudad, según se informó La Tribuna en fuentes de la Confederación.
Según la investigación realizada por la CHT, el suceso fue ocasionado por una fuga accidental del colector municipal de la ciudad, que vertió en el arroyo del Aserradero, justo en el azud de Safont.
La CHT considera que este suceso fue agravado por coincidir en el tiempo con un episodio tormentoso que provocó que dicho colector, ya en mal estado, con abundantes fugas, no fuera capaz de evacuar todo el caudal generado por la tormenta, dado que conduce simultáneamente aguas residuales y pluviales.
Los técnicos de la Confederación tomaron muestras del río el día 26 de junio, seis días después de que se diera la voz de alarma por la situación del río Tajo, y se redactó el informe de conclusiones y análisis el día 5 de julio, donde se precisaba que no se había producido daños al dominio público hidráulico.
Tras el estudio de los hechos, la CHT remitió el pliego de cargos al Ayuntamiento de Toledo el día 1 de agosto, donde se sancionaba con diez mil euros al Ayuntamiento. Por su parte, las autoridades municipales enviaron sus alegaciones a finales de mes y, ahora, el expediente se encuentra en fase de trámite a la espera de emitirse la Propuesta de Resolución y posterior Resolución, ante la cual, se podrán interponer en su momento los recursos que en su caso procedan.
Por su parte, desde el Ayuntamiento de Toledo siempre se ha negado las acusaciones de la CHT y se sostiene que la mortandad de los peces se produjo porque el río «está enfermo desde hace muchos años» y la «bajada brutal de caudal» ocasionó una falta de oxígeno que provocó la muerte de los peces.

«Un chorrito no causa esta mortandad». El portavoz municipal del PSOE, Rafael Perezagua, ha insistido en numerosas ocasiones que la muerte de los miles de peces no obedeció a un vertido del colector municipal, «puesto que un chorrito que se vierte por el arroyo no puede ser la causa de la mortandad de peces en el río Tajo».
No obstante, desde el equipo del Gobierno municipal toledano se insiste en la necesidad de firmar un acuerdo con la Diputación de Toledo para financiar conjuntamente los tres millones de euros que cuesta reparar el colector, y evitar así una nueva catástrofe medioambiental.
Por el contrario, el presidente de la Diputación, Arturo García Tizón, sostiene que este asunto no es de su competencia y rechaza la tesis del Ayuntamiento. Por ello, advierte que la Diputación, en toco caso,  sólo ayudará financieramente a los ayuntamientos de Bargas y Olías por el uso de este colector.