Christian lópez se bate a sí mismo y a todos

J.M.
-

El joven deportista de Cabañas de la Sagra logró el Récord Guinness en unas pruebas de capacidad, física, técnica y de habilidad

Christian lópez se bate a sí mismo y a todos - Foto: Yolanda Redondo

Christian López busca desafíos Guinness que pongan al límite su capacidad física, técnica o de habilidad. Ya lo consiguió con el mayor número de subidas en una hora a uno de los terreones del Alcázar y con el mejor registro de 400 metros ‘retrorunning’. Ahora se atrevió con la consecución de tres récord en la Casa de la Cultura de Cabañas de la Sagra, su localidad de residencia: el mayor número de golpes con el lateral de una pala de tenis de mesa, el equilibrio con un palo en la nariz y el mayor número de sentadillas en tres minutos. Al cierre de esta edición, había superado el de la pala de tenis y el de las sentadillas.
«Me encuentro bien», decía para dar tranquilidad a sus allegados antes de comenzar el primer desafío: el golpeo a una bola con el lateral de la pala de tenis de mesa. Vestido con una malla y una camiseta de la Universidad de Castilla-La Mancha, Christian bebía sorbitos de agua antes de que empezara a contar el tiempo. Casi igual de preocupante resultaba que quedara testimoniado con las grabaciones para el envío posterior a Guimmess World Records para su aprobación.
«Hola, Eva, muy buenas», saludaba con su simpatía natural este experto en correr hacia atrás. Su musculatura delata una preparación física extraordinaria, pero las pruebas a las que se sometió ayer requieren además de una fortaleza mental sobresaliente, así como de una técnica depurada y una habilidad notable. «No eres lo que logras, sino lo que superas cada día», soltó como frase inspiradora sobre el escenario de la Casa de la Cultura de Cabañas de la Sagra.
Los dos primeros intentos con la pala de tenis de mesa resultaron infructuosos. Uno de ellos acabó con la pelota en el suelo al minuto y 50 segunda segundos, y en el otro al minuto y 10 segundos. «Venga, otro intento, no pasa nada», decía al público restando importancia a los fallos. Así, recordó que el deportista chino que logró el mejor registro, 2 minutos y 26 segundos, lo consiguió a la undécima prueba.
llegaron los récords. Finalmente, logró batir el registro con dos minutos y 31 segundos, lo que lo motivó para intentar superarse a sí mismo y dejó el Récord Guinness en esta modalidad en tres minutos y 21 segundos.
En cuanto al de las sentadillas, la organización sólo permitía un único intento a Christian, y superó las 226 del anterior. En este sentido, dejó el listón en 232. Se trató de un extraordinario ejercicio físico que desplegó en la Casa de la Cultura de Cabañas de la Sagra.
Por último, al cierre de esta edición, Christian se preparaba para intentar batir los 41 minutos con un cepillo homologado por la organización de Récord Guinnes sobre la nariz.