San Mateo sumaría 100.000 euros a las arcas municipales

Lola Morán Fdez.
-

La supresión de los festejos de septiembre se traducirá en la pérdida de los ingresos ligados a esta cita. De otro lado, los cerca de 162.000 euros que se dedicarían a ella se destinarán a otras áreas

San Mateo sumaría 100.000 euros a las arcas municipales - Foto: Manu_Reino

El Ayuntamiento de Talavera dejará de ingresar en sus arcas alrededor de 100.000 euros como consecuencia de la supresión de las Ferias de San Mateo. Esta es la cifra que se corresponde con los ingresos de las autoliquidaciones de San Mateo del año 2019, tal y como precisó a La Tribuna el concejal de Festejos, Daniel Tito, quien recordó que en esa edición el presupuesto ascendió a 162.000 euros. Serían unos datos probablemente similares a las que se celebrarían ahora, si bien se decidió cancelarlas por parte de la Comisión Sectorial de Fiestas atendiendo a dos informes de Sanidad y Policía Local que «desaconsejan la celebración de un evento de estas características, de esta magnitud» por la afluencia de público que reúne.
De hecho, no se llegó  hacer la retención de crédito para la celebración de estos festejos, dado que fue el pasado junio cuando se planteó la cancelación del evento. Una decisión que se produjo cuando meses atrás se habían depositado todas las esperanzas en San Mateo, al tener que haberse suspendido ya previamente la celebración de San Isidro a causa de la pandemia del coronavirus.
Para ello, se había aprobado el traslado del festivo del 15 de mayo, día de San Isidro Labrador, al 21 de septiembre, festividad de San Mateo, con la intención de «reforzar esta feria de septiembre», en caso de que pudiera celebrarse, pensando tanto en el disfrute de la ciudadanía como en «ayudar a todos los sectores económicos que se puedan beneficiar de estas ferias, como hosteleros y feriantes», tal y como apuntó en su momento la portavoz municipal, Flora Bellón.
Además, se da la circunstancia de que el 21 de septiembre es jornada de lunes, con lo que se ampliaría el número de días festivos en este San Mateo, que iba a extenderse desde el jueves 17 al lunes 21, dedicando el martes 22 al Día del Niño. Si bien se mantiene este día como uno de los dos festivos locales de 2020 (junto al pasado 8 de septiembre), finalmente la Feria no llegará a celebrarse.
Una circunstancia que no solo repercutirá en las arcas municipales sino que afectará a numerosos negocios y familias que, de forma directa e indirecta, tienen en los festejos una importante fuente de ingresos. Entre ellos están los feriantes, colectivo al cual el Ayuntamiento ha tendido la mano permitiendo que los que son de la ciudad «hayan podido montar tanto en el parque de la Alameda algunas atracciones, como en el entorno de la fuente de las ranas en los Jardines del Prado, donde hay una churrería y un puesto de gofres y de algodón de azúcar».
«Son feriantes de Talavera que nos han pedido que por favor les permitiéramos poder instalar en estos meses de verano e incluso los meses venideros sus puestos para poder generar algo de ingresos en este año, ya que no pueden estar no solo en nuestras ferias sino en general en todas las ferias o festejos de los municipios en los que a lo largo de la temporada suelen trabajar», explicó.
Tito se refirió también a la situación que atraviesan autónomos y empresarios de la ciudad que se ven afectados por estas cancelaciones, como caseteros y otra serie de negocios como hoteles, restaurantes y comercios que se benefician del movimiento que generan las Ferias. Se suman numerosos proveedores que surten a las casetas como son empresas de productos cárnicos, panaderías, distribuidoras de bebidas, que también tienen en estos festejos una destacada fuente de ingresos y que han visto cómo este año la pandemia del coronavirus ha dejado a Talavera sin ambas Ferias.
Destino del presupuesto. En su momento, desde Festejos ya se puso a disposición del Presupuesto Municipal la cuantía tanto de las Ferias como de los festejos que no se han podido o van a poder realizar por la pandemia, como ha sido el caso de Las Mondas y parte de los actos de la festividad de la Virgen del Prado «a cualquier necesidad que pudiera haber». En el caso de San Isidro y Mondas, se acordó destinar estas partidas al fondo habilitado desde el Ayuntamiento de Talavera para dar respuesta a las necesidades de los afectados por la crisis del coronavirus.
En cuanto a San Mateo, como se acordó su suspensión en junio, ni llegó a hacerse la retención de crédito ni se puso en marcha la convocatoria para solicitar casetas. Tampoco se habían iniciado los contactos para la contratación de artistas, cuestiones que sí estaban muy avanzadas en las de San Isidro antes de cancelarse.
Acerca del destino del presupuesto que se dedicaría a estos festejos, el concejal de Hacienda, Luis Enrique Hidalgo, explicó a este diario que «todas las partidas de gasto que ahora mismo no se están utilizando están sirviendo también para equilibrar las cuentas municipales, porque también ha habido una caída de ingresos».
Así, dijo que si bien a lo mejor esta partida de San Mateo no se destina directamente a sufragar gastos de Covid, «desde el equipo de Gobierno no se va a escatimar ni un solo euro en todas aquellas necesidades que tenga la ciudad en materia de prevención de la salud y para intentar frenar la pandemia». Para ello, «ya no es que se destinen partidas específicas, sino que se van destinando partidas según vaya siendo necesario».