'Alcántara': Correos o Policía en el viejo centro de salud

J. Monroy
-

El Ayuntamiento plantea que el espacio quede como sede de varias entidades sociales del barrio, pero quiere que cualquier solución venga con consenso vecinal

Alcántara: Correos o Policía en el viejo centro de salud - Foto: Yolanda Lancha

Tras años de espera, los vecinos de Santa Bárbara pueden por fin disfrutar de un centro de salud con las necesarias dotaciones. La reciente puesta en marcha de las infraestructuras del paseo de Don Vicente ha traído un beneficio secundario para el barrio, como es el desalojo de unas céntricas instalaciones, las del antiguo centro, en plena calle Esparteros.

La Asociación de Vecinos Alcántara ya ha puesto sobre la mesa varias alternativas para la utilización de este espacio, y se lo ha puesto en conocimiento de manera informal a la propia alcaldesa, Milagros Tolón, y más recientemente al concejal de Participación Ciudadana, Juan José Pérez del Pino.

Una opción que en el barrio se vería con buenos ojos, explica el presidente vecinal, José María Jiménez, es la llegada a este espacio de una estafeta de Correos. De esta forma, explica, los vecinos ya no se verían obligados a desplazarse hasta las instalaciones del Polígono o del Casco histórico, que además pueden tener dificultades con las próximas obras allí anunciadas. El propio Jiménez se lo ha explicado a Tolón, aunque la alcaldesa parece que no lo vio muy factible. Coincidiendo con el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, la pasada semana para presentar el museo Postal, Jiménez felicitaba su cumpleaños a Tolón y le recordaba esta posibilidad. Aunque desconoce si ambos pudieron, o no, hablar de la propuesta.

La segunda alternativa que la Asociación ha puesto sobre la mesa es la creación de un espacio para la Policía Local, algo que «no nos vendría nada mal, por la seguridad que podría dar en el barrio».

Espacios sociales. Alcántara también conoce la propuesta del presidente del Distrito, Teo García, de organizar este espacio como sede para las distintas entidades sociales y asociaciones del barrio, que podrían ver allí su nueva sede. Aunque no hay todavía nada en claro, Jiménez no lo ve mal, «vamos a admitir lo que nos den ahí, siempre y cuando, sea una cosa digna para esta zona del barrio».

En cualquier caso la intención de la Asociación de Vecinos, explica Jiménez, es que de una u otra forma se dé vida a ese espacio, y que no se quede vació. «Con eso, se podrá dar vida a esa zona del barrio», apunta. Por su parte, fuentes municipales han confirmado a este diario que su intención es que, se haga lo que se haga en el espacio, siempre se desarrolle en consenso con los vecinos del barrio.