Pacientes con Covid en el Complejo Hospitalario bajan de 200

J.S.
-

Las hospitalizaciones en la provincia caen un 11,6% en una jornada en la que los nuevos positivos y las muertes repuntan. Toledo alcanza los 610 muertos y las 1.636 curaciones en lo que llevamos de emergencia sanitaria.

Entrada a Urgencias en el Virgen de la Salud. - Foto: Yolanda Lancha

Los nuevos positivos detectados en Castilla-La Mancha repuntaron en la jornada de ayer al situarse por encima de lo cuatrocientos. El gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha confirmado 20.516 casos positivos por infección de coronavirus en la región. Son 445 más que ayer. A este incremento, Toledo contribuye con 109 nuevos positivos. En los últimos catorce días, tan solo en dos -el jueves pasado y ayer- se ha producido un incremento del número de casos por encima de la centena. El crecimiento en las últimas 24 horas es del 2,35%, lejos del 12,47% del viernes 17 de abril donde los nuevos positivos sumaron 416. La evolución de los últimos quince días es significativa porque no sólo se registran los casos confirmados por pruebas PCR, sino también los positivos de los test rápidos. Toledo ocupa el segundo puesto en cuanto al número de positivos con 4.744. Sigue destacada Ciudad Real que cuenta con 7.622 casos confirmados. Por detrás de ambas se sitúan Albacete (4.386), Guadalajara (1.914) y Cuenca (1.850).

A la hora de conocer la evolución de la pandemia, hay que detenerse en los casos todavía activos y no sólo en el histórico de la emergencia sanitaria. Teniendo en cuenta que en la provincia hay confirmadas 1.636 altas epidemiológicas (34 más que ayer) y 610 fallecidos (10 más tras la última jornada), la cifra de toledanos que todavía luchan contra este nuevo patógeno asciende a 2.498. Son 65 más que este miércoles.

Por lo que se refiere a las hospitalizaciones, el número de personas ingresadas en los hospitales de la región asciende a 771. Son 107 pacientes menos que en la jornada anterior. El 29,44% del total regional de hospitalizados se encuentra en centros sanitarios públicos de la provincia de Toledo, segunda provincia con más pacientes ingresados por detrás de Ciudad Real en donde continúan hospitalizadas 281 personas. Los centros sanitarios de Albacete atienden a 175 pacientes por coronavirus, los de Guadalajara a 79 y 29 los de Cuenca. Asimismo, descienden los pacientes críticos que necesitan respirador. Son en total 169, once menos que ayer. En la actualidad, las UCI de la región tienen libres 169 respiradores para atender los casos más graves, sin contar los 100 respiradores comparados hace unas semanas en Turquía.

La Junta informó ayer de que las personas que continúan hospitalizadas por coronavirus en la provincia de Toledo suman 227. Son 30 menos que ayer y 519 menos que el pasado 1 de abril.

La distribución por hospitales de Toledo es la siguiente:  185 (veintitrés menos que ayer) se encuentran en los centros sanitarios del Complejo Hospitalario de Toledo, es decir, Virgen de la Salud, Hospital Provincial y Nuestra Señora del Valle. Asimismo, tres pacientes son atendidos en el Hospital Nacional de Parapléjicos por lo que la cifra cae en uno con respecto al parte del jueves. En la estadística de este centro hospitalario sólo se computan los ingresos directos de pacientes y no los que son derivados de otros hospitales para evitar una doble contabilización.  A ellos hay que sumar los 39 (seis menos que ayer) que están atendidos en el Nuestra Señora del Prado de Talavera. El número de infectados que se encuentra ingresado en los centros hospitalarios de la provincia dependientes de la sanidad pública representa el 4,78% de los positivos detectados. A primeros de mes el porcentaje alcanzaba el 49,71%. Si nos fijamos en el porcentaje de personas hospitalizadas sobre el total actual de enfermos la cifra alcanza el 9,08%, un porcentaje que sigue una tendencia a la baja. En veinticuatro horas ha caído algo más de un punto.

El jueves dejó en la provincia 10 muertes por coronavirus, el doble que la jornada anterior. Toledo es la segunda provincia de la región por número de fallecidos por detrás de Ciudad Real (979). Por detrás de Toledo que suma 610 muertes se sitúa Albacete con 444 muertos. En las provincias de Guadalajara y Cuenca se han registrado 243 y 222 muertes por Covid-19, respectivamente. Los muertos en la región, según el protocolo de conteo aprobado por el Ministerio de Sanidad, ascienden a 2.498 desde el inicio de la crisis sanitaria, 35 más que la jornada anterior, lo que implica un repunte de ocho decesos en tan sólo 24 horas.

El ritmo de crecimiento de las defunciones en la provincia va decreciendo en la estadística diaria ya que se mueve entre el 0,68% de este pasado martes y el 13,25% del Primero de Abril. Lejos están los crecimientos pasados del 33,67% como el registrado el domingo 29 de marzo, donde se produjeron 33 fallecimientos en un solo día. Que la evolución de la emergencia sanitaria en la provincia mejora es evidente. De hecho, las altas hospitalarias ya multiplican por 2,68 el número de fallecimientos en Toledo. El indicador ha mejorado una centésima en 24 horas.

Por lo que se refiere a las residencias de ancianos, 64
de estos centros sociosanitarios de la provincia han confirmado positivos, uno más que el último dato facilitado. Toledo es la provincia con más centros afectados por una emergencia sanitaria que se está cebando con los mayores. Un total de 226 centros sociosanitarios de Castilla-La Mancha, uno más que en la jornada anterior y algo más del 50% del total de este tipo de dotaciones, cuentan con algún caso positivo por infección de coronavirus. Los residentes a nivel regional que han dado positivo suman 4.834 y los fallecidos confirmados por COVID-19 son 1.026.