Un derbi, dos estados de ánimo

J. M. Loeches
-

El CD Madridejos, tras cuatro partidos sin perder, recibe el domingo a un Mora CF en horas bajas tras perder ante el Villacañas

Un derbi, dos estados de ánimo

Aquel dicho de que el fútbol es un estado de ánimo le ejemplifican bastante bien el CD Madridejos y el Mora CF, que llegan al derbi del domingo con trayectorias contrapuestas. Los de casa acumulan cuatro jornadas sin perder y sus niveles de confianza están por las nubes; y los visitantes siguen asimilando el 1-4 que le endosó el Villacañas el pasado domingo para hallar la manera de mejorar.
En el bando madridejense, Sergio Rubio asegura que están «en una buena dinámica» y que el nivel de compromiso del equipo es alto. Aún así, entiende que «cualquiera te gana» y recuerda que el conjunto aceitero ya ha conseguido vencer al Villarrobledo y al Guadalajara.
Pero el entrenador madrileño es partidario de «pensar en lo nuestro», más que nada porque cree que el Madridejos es el que ejercerá de local  y eso tiene que pesar lo suficiente como para obtener una victoria más. «Eso nos permitirá ir a Socuéllamos con mucha más tranquilidad», añade.
En cuanto al planteamiento de encuentro, Rubio ha analizado al rival y sabe que «tienen sus errores», así que confían en conseguir «que lo pasen mal». Y es que, para el técnico de los toledanos, el tropiezo en el Campo Nuevo con el Azuqueca ya ha cubierto el cupo de concesiones. En cualquier caso, es consciente de que «habrá momentos en lo que tendremos que juntarnos y saber sufrir». En principio, el CD Madridejos tiene a toda la plantilla disponible.
A 43 kilómetros de distancia, el Mora CF intenta digerir el «palo duro» que supuso perder en derbi ante el Villacañas, como asegura Antonio Rueda. El preparador sevillano sostiene que se van a encontrar a un Madridejos que es un equipo «fuerte en casa», así que le da el cartel de favorito. Además, señala que «su estado de ánimo» no es el de los morachos: «Están en un momento mucho mejor que el nuestro y eso no es casualidad porque hay un trabajo detrás».
Rueda se espera a un rival que va a esperar los fallos del Mora y cree que pensarán que son «un equipo inexperto y en formación», así que «no tendrán problemas en tener paciencia». Sin embargo, el técnico del Mora considera que es el momento de empezar «a cometer menos fallos para sumar más puntos». En principio, el portero Toni será la única baja para este partido por su expulsión ante el Villacañas. La gran duda es si es el momento de dar la titularidad a Borja Escoredo, que el domingo ya jugó toda la segunda parte.