"El timo político" de la fuente de Zocodover

J. Monroy
-
Iniciativa critica "el timo político" de la fuente de Zocodo - Foto: Yolanda Redondo

Mateo asegura que continuará luchando para que se ubique en la plaza, aunque admite que tras sus compromisos anteriores igual tiene poca credibilidad en torno a la instalación

Más disgustados que contentos ha dejado a los vecinos del Casco la decisión de poner una fuente de agua potable en la calle Cervantes. Poco antes de la celebración del último Consejo de Participación del Casco y Azucaica (en este último barrio), los representantes de Iniciativa Ciudadana Hilario Alarcón y La Cornisa, José María Redondo, se miraban y se preguntaban, «¿cómo lo decimos?». El segundo cedió allí la palabra a Alarcón, convencido de que iba a saber expresar con elegancia, como suele, el malestar en el barrio.
Y Alarcón no se cortó al hacerlo, y recibió el apoyo, incluso, del presidente del Distrito, Javier Mateo. Apuntó el portavoz de Iniciativa Ciudadana que si los vecinos hubieran querido una fuente en Cervantes, la hubieran pedido. Pero no fue así. Eso no es lo que propusieron los vecinos, que han reivindicado por varios medios una fuente en Zocodover. E intentar hacer pasar la primera por la segunda, le parece «un timo político». Sólo espera que, durante el posible anuncio de la obra o de la inauguración, quien haya promovido este mobiliario público no diga que es en respuesta a la propuesta de Iniciativa y de La Cornisa, porque no es eso lo que pidieron.
Fue en septiembre de 2017 cuando Iniciativa Ciudadana propuso en el Consejo de Participación que se instalara una fuente de agua potable en Zocodover, propuesta aprobada por unanimidad. Pero como no se ejecutaba, la Asociación de Vecinos La Cornisa tomó la propuesta y la presentó a los Presupuestos Participativos. Tras el visto bueno de los técnicos al proyecto, fue uno de los más votados, con los que, en teoría, el equipo de Gobierno no tenía más remedio que ejecutarla. Ahora el Ayuntamiento anuncia que sí, pondrá una fuente en el entorno de Zocodover, en concreto, en la calle Cervantes. Alarcón lamentó que los vecinos hayan propuesto, hayan aprobado y hayan votado una cosa, y el Consistorio haga otra distinta.
Mea culpa. En aquel Consejo de septiembre de 2017, el presidente del Distrito, Javier Mateo, se comprometió a que la fuente de Zocodover estaría antes de finales de 2018. Él mismo lo reconocía cuando, evidentemente, no ha sido así. Y más allá, se comprometió de nuevo este lunes a que «sé que en esto no tengo ninguna credibilidad, pero yo voy a seguir trabajando para que así sea».
Porque según apuntó el presidente del Distrito, a día de hoy, ningún servicio técnico municipal ha informado que haya impedimento alguno para poner una fuente en pleno Zocodover. Es más, tras hablar con la responsable de Servicios Públicos Medioambientales, Eva Jiménez, ha contrastado que no habría impedimento técnico alguno para llevar allí el agua. Todo está en manos, por lo tanto, del gerente de Infraestructuras.
Alarcón cerró el tema expresando su sorpresa cuando ve otras ciudades orgullosas de sus fuentes en las plazas principales, y las dificultades que hay en Toledo para ello. No en vano, recordó que en Madrid se han aprobado dos fuentes de agua potable, nada menos que en la plaza del Sol. Pero en Toledo eso parece imposible, «es muy frustrante».