«Queremos que la nueva Comandancia esté antes de 2023»

Marta García
-
Los terrenos elegidos para el nuevo cuartel, en Mas del Ribero, pertenecen al Ayuntamiento tras un convenio de cesión firmado con Defensa en 2011. - Foto: Victor Ballesteros

José Pablo Sabrido asegura que la administración municipal agilizará la tramitación administrativa cuando esté listo el proyecto. Admite que aún hay que definir los metros de ambas parcelas

El nuevo cuartel de la Guardia Civil está más cerca, aunque todavía queda calendario por delante, ya que el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-20125’, que incluye el proyecto de construcción de la nueva infraestructura para Toledo como iniciativa prioritaria, catalogada como ‘objetivo 1’, marca un plazo máximo de siete años.
De momento, no hay fecha prevista ni parece haberse tratado en la negociación a tres bandas entre los ministerios de Interior, Defensa y el Ayuntamiento de Toledo, pero el actual equipo de Gobierno municipal tiene claro que el objetivo es intentar acortar los tiempos todo lo posible «para tener listo el nuevo cuartel de la Guardia Civil en la próxima legislatura», como explica el portavoz municipal, José Pablo Sabrido.
En este caso, asegura que hay que ser consciente de que una obra de esta envergadura «lleva tiempo» y una buena tramitación administrativa, puesto que se producirá una permuta de terrenos para que la nueva comandancia se ubique en una parcela de la antigua Fábrica de Armas, concretamente en la Avenida Más del Ribero, en paralelo al yacimiento de Vega Baja, a cambio de que la administración municipal se quede con la parcela de las actuales instalaciones de la benemérita.
Sabrido reconoce que el equipo de Gobierno está contento «con este principio de acuerdo» tras la negociación librada en los últimos meses a tres bandas. Si bien, también remarca que todavía queda trabajo por delante porque «hay que realizar algunas adecuaciones» que se trasladarán al acuerdo definitivo, ya que actualmente el pacto entre las tres administraciones se traduce en un borrador que precisa rúbrica. Sin embargo, todo indica que el proyecto es firme porque hay terreno y las nuevas instalaciones se levantarán gracias a los fondos del propio Ministerio del Interior -con parte de esos 275 millones de euros previstos para construir y adecuar cuarteles de la Guardia Civil-, con lo que no están sujetas a inversiones o a otras partidas que puedan caerse de los Presupuestos Generales del Estado.
Pese a que Sabrido no entra en detalles sobre los flecos que quedan pendientes aún en el acuerdo, sí explica ese ‘cambio de cromos’ de suelos objeto de la permuta, pero es necesario plasmar «por escrito» los metros totales y otras cuestiones urbanísticas.
Además, el portavoz municipal sostiene que es una buena noticia para Toledo y confía en que se haga realidad lo antes posible a pesar de la complejidad de un proyecto de estas características. Por su parte, destaca que el Ayuntamiento agilizará «la tramitación administrativa» que corresponda una vez que esté listo el proyecto de la nueva comandancia.