Los únicos 'rodajes' que no se han paralizado

Luis J Gómez
-

El sector de la animación se ha podido adaptar al trabajo en casa. El director y productor Pedro Solís, con estudio en Guadalajara, dice que suelen funcionar con plazos largos y eso les ayuda

Los únicos 'rodajes' que no se han paralizado - Foto: Javier Pozo

Con el confinamiento todos los rodajes de películas y cortos se paralizaron. ¿Todos? ¡No! Algunos pudieron mantenerse gracias al teletrabajo y no han tenido que esperar a que en algunas zonas se haya pasado a la fase 1. Son rodajes en los que no hay problema con la distancia de los actores y se pueden seguir grabando besos y abrazos sin temor al contagio. Se trata de la animación. Y como apunta Pedro Solís, ya tenían sus ventajas de antes, cuando también podían rodar saltos de 20 metros sin poner en peligro al actor o al doble.
Pedro Solís es un director multipremiado por el corto ‘Cuerdas’, aunque ya con uno anterior, ‘La Bruxa’, consiguió un Goya. Ha estado detrás de la producción de las dos películas de Tadeo Jones y ‘Atrapa la bandera’.  Tiene en Guadalajara el estudio Core Animation con unos socios, con alrededor de 80 trabajadores y han podido mantener el ritmo durante la cuarentena. «Dentro del mundo del cine y el arte, en la animación somos unos afortunados», confiesa a La Tribuna, «desde días antes de decretarse el Estado de Alarma, estaban todos en casa trabajando». Y en estos días de incremento del paro y de ERTEs, cuenta que han contratado a dos trabajadores más.
La crisis sanitaria les ha pillado con un trabajo muy ambicioso entre manos, la película ‘Moomios’, de la que por ahora el público general solo puede intuir a través de dos fotogramas que ya han salido a la luz. «Hemos pegado un salto de calidad bastante notorio», apunta satisfecho Solís. Es casi un proyecto faraónico, pues promete aventuras y comedia en una ambientación del antiguo Egipto.
Los únicos 'rodajes' que no se han paralizadoLos únicos 'rodajes' que no se han paralizadoAunque han podido seguir trabajando en ‘Moomios’, han tenido que adaptarse a esta nueva forma de hacer animación desde casa. Explica que los que han asumido una carga adicional son los que trabajan en el área de producción. «Tienen que gestionar lo que antes era una pregunta con el director por un Skype, mientras está atendiendo al animador», señala. Dice que los animadores y modeladores están trabajando prácticamente igual que cuando estaban en el estudio. Señala que también ayuda que muchos de ellos llevan trabajando juntos 20 años y que se entienden.
Aunque admite que el hecho presencial es clave en el trabajo, ahora se las están apañando de otras formas. «Todo lo que se hacía antes en una reunión en el estudio, ahora hay que hacerlo por Skype», comenta. Si el director de animación quiere dar unas pautas  de cómo quiere que se muevan los personajes, hace un vídeo y se lo manda a los animadores.
Ahora entran en  la  fase de iluminación, que reconoce que es «más compleja» y en la que sí van a notar la diferencia con los medios que tienen en el estudio. «Se necesitan unos ordenadores superpotentes que tenemos, que tienen que lanzar los planos», explica, «una vez que se ilumine el plano, pueden estar horas procesando la información para lanzar el fotograma». Reconoce que ahora desde casa se está tardando más, pero que el sistema está funcionando y pueden avanzar.
Solís añade otra característica que tiene el sector de la animación y que en esta ocasión ha sido una ventaja: trabajan con plazos muy largos. En su caso, tienen que tener lista ‘Moomios’ para abril de 2021 y aunque quede un año, avisa de que para animación «es muy poco tiempo».
El coronavirus ha paralizado también los estrenos durante semanas y habrá que ver cómo afronta el cine la desescalada. Ese calendario de lanzamientos se podría ir trastocando, pero en este caso Solís apunta que esa agenda ya es algo que está en manos de quien hace la distribución, que en ‘Moomios’ es Warner. Desde su estudio lo que tienen que hacer es tener el trabajo listo en el plazo acordado.
Solís comenta que la mayor parte de estudios de animación están trabajando con normalidad. Dice que en estos momentos habrá seis largometrajes en marcha y mucha producción para televisión.