scorecardresearch

Nicolás pide menos impuestos para asentar la economía

J. Monroy
-

El presidente de Fedeto ve positiva la prórroga de los ERTE y el fin de las restricciones, pero advierte que todavía hay «nubarrones que nos hacen desconfiar en la recuperación»

Nicolás pide menos impuestos para asentar la economía - Foto: Javier Pozo

El presidente de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto) y de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, ha vuelto a insistir en que el Gobierno tiene que bajar los impuestos si realmente quiere asentar una recuperación económica. «Si queremos una recuperación potente, sí o sí tiene que pasar por la empresa», apuntó.

Esta semana, el Gobierno nacional ha aprobado la prórroga de los ERTE, la subida del salario mínimo y el fin de diversas restricciones. Esto ha abierto un nuevo horizonte para las empresas. «Más alegría tenemos», reconocía Nicolás poco después de la imposición de la Cruz Militar con distintivo Blanco en la Delegación de Defensa. No solo se han prorrogado los ERTE, sino que también cada vez quedan menos trabajadores, y la actividad se va recuperando poco a poco. «Todo eso es buena señal, lo que pasa es que tenemos otra serie de nubarrones que nos hacen desconfiar bastante de que esta recuperación que nos anuncian desde el Gobierno sea la que verdaderamente dice», apuntaba, sin querer profundizar más en lo negativo en un momento como ese.

Otro camino en la recuperación. El caso es que «la recuperación va a tardar mucho, y si seguimos haciendo las cosas de esta manera, tardará más». A juicio de Ángel Nicolás, hay muchas herramientas para asentar la situación económica, «y la primera es la que viene impresa en cualquier libro de economía: a bajada de impuestos expansión de la economía; subida de impuestos, contracción de la economía».

Nicolás insistió en el mensaje de que «los impuestos que necesita el Estado para funcionar se deben procurar a base de actividad, no a base de aumentar los impuestos». Y sentenció que «tenemos un pequeño problema, que hemos pasado del estado del bienestar, a procurar el bienestar del Estado, y eso es mal asunto, porque aquí todo es bueno para el Estado y malo para el ciudadano».