La Junta ve en el aeropuerto «un eje de crecimiento»

Redacción
-
Uno de los hangares de Casarrubios del Monte. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El presidente de la Junta, Emiliano García-Page, afirmaba que «estamos trabajando con el máximo respeto a la legislación urbanística de Madrid y de Castilla-La Mancha para sacar adelante esta iniciativa»

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se refirió ayer al proyecto impulsado por la empresa Air City Madrid Sur para construir un segundo aeropuerto comercial en la Comunidad de Madrid mediante una inversión inicial de 148 millones de euros y basado en la ampliación del aeródromo Casarrubios-Álamo, asegurando que se trata de una iniciativa que «puede desarrollar un importante eje de crecimiento en el futuro».

En declaraciones a los medios desde la localidad guadalajareña de Mazarete, García-Page apuntaba que esta infraestructura «puede tener una vocación de futuro y de expansión tremenda, que se necesita en el centro de España y que puede ser una oportunidad de desarrollo hacia el eje de la A-5 hacia Extremadura y hacia Talavera».

Dijo además estar «en conversaciones» con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, para abordar el tema. «Estamos trabajando de mutuo acuerdo para, con el máximo respeto a la legislación urbanística de Madrid y de Castilla-La Mancha, sacar adelante esta iniciativa que puede desarrollar un importante eje de crecimiento en el futuro».

Por su parte, el portavoz regional, Nacho Hernando, calificaba  de «buena noticia» el proyecto, señalando que supondría «compartir la riqueza» que puede generar el aeropuerto de Barajas.

Así reaccionaba Hernando a preguntas de los medios en rueda de prensa. Desde el Ejecutivo regional, según señalaba Hernando, lo que se plantearía es poner en marcha el trámite de la Declaración de Interés Regional (DIR) como requisito previo para posteriormente aprobar el Proyecto de Singular Interés (PSI).

Al tratarse de una infraestructura entre dos comunidades autónomas -Madrid ya ha elaborado su DIR- será el Gobierno central quien lleve la tramitación, quien «tiene que llevar la batuta y la delantera desde el punto de vista administrativo», ha explicado el portavoz regional.

Hernando indicaba que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha querido ser «prudente», por lo que ha esperado a que la Comunidad de Madrid elaborara la Declaración de Interés Regional, para ver que el proyecto era «serio».

Podría tener las «mejores repercusiones posibles» para la región, ya que serviría para descongestionar Barajas, afirmaba el portavoz regional, con lo que una parte de ese volumen que genera «puede pasar a una zona de la región colindante con Madrid», al tiempo que ha destacado, como lo hacía el presidente regional, que podría beneficiar a La Sagra toledana y a otras localidades como Talavera de la Reina.