CSIF denuncia que los centros de trabajo no son seguros

Redacción
-

Una encuesta anónima realizada por este sindicato desvela que en el 87% de los caos el suministro de material es insuficiente

CSIF denuncia que los centros de trabajo no son seguros - Foto: Tomás Fernández de Moya


Los centros de trabajo de la región, tanto en la Administración pública como en la empresa privada, no cumplen con los criterios técnicos, higiénicos ni de suministro de materiales de protección necesarios para proteger a los trabajadores en activo. Así se extrae de una encuesta anónima iniciada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en su página web el pasado 15 de abril, en la que el 87% de los participantes confiesa que la dotación de equipos de protección individual (EPI) e hidrogel es insuficiente o nula, además de que el 70% se ven obligados a reutilizar los pocos EPI existentes.
CSIF subraya que la región todavía tiene mucho que hacer para garantizar la seguridad de los trabajadores y cumplir con las medidas de prevención establecidas por el Ministerio de Sanidad justo el día en el que Guadalajara y Cuenca entran en la Fase 1 de desescalada, mientras que Ciudad Real, Toledo y Albacete parmanecen en Fase 0.
Asimismo, el 55% confiesa que todavía no se han aplicado ningún tipo de medidas para garantizar la distancia de seguridad en sus lugares del trabajo, tales como una nueva disposición de 1,5 metros de separación o la colocación de mamparas, a lo que se suma que un 35,6% considera que la limpieza y desinfección son cuestionables.
A nivel técnico, las carencias también son apreciables, sobre todo, en lo referente a la formación laboral impartida para hacer frente al coronavirus, donde el 66% de los encuestados demanda que la información obtenida es poco práctica e insuficiente.
Y en cuanto al teletrabajo, si bien la mayoría de las empresas con opción al mismo lo han aplicado, también existe un 35,5% que advierte de que éste no se le ha facilitado.
SANITARIOS. Entre los participantes en la encuesta, las respuestas de los profesionales del ámbito sanitario público y privado se mantienen en la misma línea que los del resto de los trabajadores sondeados. Concretamente, el 97% ha respondido que la cantidad de materiales de protección suministrado son insuficientes, mientras que solo al 9,4% se le ha realizado el test de la COVID-19.
Con base en los resultados, la Central Sindical advierte que la mayoría de los centros de trabajo de Castilla-La Mancha no cumplen con los requisitos de prevención y seguridad establecidos por el Ministerio de Sanidad, en conformidad con la Ley 31/1995, de prevención de Riesgos Laborales, y el Real Decreto 664/1997, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición de agentes biológicos durante la actividad laboral.
Por tanto, apremia a las administraciones y empresas de la región a suministrar los materiales de protección necesarios, garantizar las condiciones de distanciamiento y desinfección adecuadas y formar debidamente a sus trabajadores para enfrentar el virus, así como potenciar los recursos técnicos que faciliten el trabajo en las posiciones donde tenga cabida.
El sindicato advierte que así, y sólo así, se podrá preparar a Castilla-La Mancha para afrontar adecuadamente la desescalada.