El complejo de 'cohousing senior'estará terminado en breve

I.G.Villota
-

Las obras de las 35 viviendas adaptadas a las necesidades de las personas mayores arrancaron a finales de 2017 en el Polígono y terminará en "tres o cuatro meses". Los beneficiarios pagarán un canon mensual por su vivienda y servicios asistenciales

El complejo de ‘cohousing senior’estará terminado en breve

La primera y única experiencia de ‘cohousing’ en la ciudad de Toledo lo representa ‘Vitápolis’, en este caso ‘senior’. Un complejo de 35 viviendas adaptadas a las necesidades de personas mayores, con servicios asistenciales y espacios comunes ubicado en el Polígono, en la calle Río Alberche. El complejo estará terminado en «tres o cuatro meses», según manifestó ayer el gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), Luis Enrique Espinoza.
La construcción de las viviendas arrancó a finales de 2017 con la colocación de la primera piedra a cargo de la alcaldesa Milagros Tolón, más de cinco años después de que el proyecto naciese tras varias vicisitudes que hicieron tambalearse la iniciativa.
‘Vitápolis’ es para personas mayores pero no será una residencia al uso, sino un proyecto social y cooperativo, que promueven los propios usuarios para garantizarse una vejez activa, con zonas privadas y otras comunes.
Las viviendas están en un entorno perfecto para los mayores, junto al centro de salud del Polígono y su biblioteca, no lejos del futuro hospital, y en definitiva, «un entorno adecuado para las personas que tienen cierta edad y quieren vivir dignamente, disfrutar de su vejez», destacan sus usuarios.
Contará con 35 apartamentos  para mayores de 55 años totalmente accesibles con garaje, de una y dos plazas (cuatro de dos dormitorios y 31 de uno). En la zona de abajo habrá unas zonas comunes, pertenecientes también a la cooperativa, donde se prestarán todos los servicios asistenciales, talleres ocupacionales, actividades sociales y socioasistenciales.  El precio de la vivienda es tasado, a precio de coste, de 112.450 euros.
Originalmente, ‘Vitápolis’ estaba prevista en la avenida del Río Boladiez. Sin embargo, tras varios años de dificultades, tuvo que cambiar de parcela. Fue en marzo de 2017 cuando la cooperativa compraba a la EMV unos 1.200 metros cuadrados en Río Alberche. Pagó unos 470.000 euros.