Unos nuevos estatutos para la Real Academia toledana

Redacción
-
Unos nuevos estatutos para la Real Academia toledana

La Ley de Academias de Castilla-La Mancha permitirá renovar los estatutos de la Rabacht, que datan de 1970, y ajustarlos al marco jurídico actual

La Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo (Rabacht) celebra la reciente aprobación de la Ley de Academias de Castilla-La Mancha. Su aprobación por unanimidad «es una magnífica noticia para nosotros por dos motivos evidentes», según el director de esta corporación, Jesús Carrobles.
En primer lugar, por clarificar un presente «que estaba siendo complicado, por carecer del marco jurídico que necesitábamos para modificar nuestros viejos estatutos y adaptarlos a la realidad de nuestros días, con el único fin de ser más útiles a la sociedad».
Segundo, porque la nueva Ley de Academias «permitirá un futuro mejor para este tipo de instituciones, al fijar la vía para potenciar el tejido cívico que general y posibilitar la creación de nuevos organismos con los que plantear nuevas aportaciones al servicio de esta ciudad y de esta región».
Todo ello, subrayó Carrobles, «sin olvidar que esta normativa es un reconocimiento a la labor realizada hasta ahora». No en vano, la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas lleva insistiendo en la creación de esta norma desde 2016, cuando el propio Carrobles insistía en la necesidad de establecer un nuevo marco.
«Las academias realizan una importante labor de transmisión y promoción de la cultura, se encargan de promover y desarrollar el estudio y la investigación en diferentes campos del saber y de difundir estos conocimientos, con independencia y objetividad», señaló el consejero de Cultura de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, tras ser  aprobada la nueva ley por unanimidad en el pleno del Parlamento regional.