Empate ante el Majadahonda que sabe a poco para el Mora FSF

La Tribuna
-

Las de Lorenzo Villajos desaprovecharon varias oportunidades en casa y no pasaron del 0-0

Empate ante el Majadahonda que sabe a poco para el Mora FSF

El Mora FSF- IMTO desaprovechó una ocasión de oro para dar un paso hacia la permanencia ante los 300 aficionados que abarrotaron el pabellón de la localidad. El empate sin goles frente al Majadahonda FSF sabe a poco después de las ocasiones desperdiciadas.
Las de Lorenzo Villajos no tuvieron la fluidez de juego de partidos anteriores. Aún así hicieron mucho daño a la espalda de la defensa madrileña que subió la línea y fue al límite en cada jugada, conscientes de que un resultado positivo en Mora, aún las mantenía vivas.
Comenzó haciendo daño Majadahonda en dos jugadas de saque de esquina, que pronto tuvieron replica en las botas de Laura. El Mora tenía el balón, pero las visitantes no se encontraban incomodas con su plan. Pudo adelantarse el equipo madrileño en un mano a mano, que Virginia salvó a la perfección. Acto seguido, Laura inventó una genialidad de tacón dentro del área que la portera se encontró para evitar el gol. Las toledanas pudieron irse por delante al descanso si hubieran aprovechado un tres contra la portera tras un robo de balón en mitad de pista.
Ya en la segunda mitad, el Mora salió en tromba a por el partido. Hasta cuatro ocasiones consecutivas tuvieron las toledanas para abrir la lata. Primero en un mano a mano de Laura, después en un remate de Sara y después en sendas ocasiones de la pívot toledana. Fueron 7 minutos de dominio absoluto en los que Majadahonda trató de sacudirse la presión con balones en largo que Vir solventó sin mayores problemas.
El Mora siguió volcado al ataque pero sin premio debido a la gran actuación de la portera visitante. De nuevo salvó a su equipo en un disparo a bocajarro de Carro. También la tuvo Raquel poco después, en un fuerte disparo que se estrelló en el palo. El empate se mantenía en el tramo final del choque, con un Majadahonda que acumulaba cinco faltas y un Mora que quería dejar los tres puntos en casa. Pudieron pitar la sexta en dos jugadas individuales de Sila y Sara, pero los árbitros no lo consideraron así.