La nueva riada en la Bajada del Barco no ha afectado la obra

M.G
-

La intensa lluvia provocó nuevos desperfectos en esta salida principal del Casco Histórico el martes a última hora de la tarde, pero las obras del pavimento continúan y la incidencia no afectará al calendario previsto

Los nubarrones amenazaban ya a primera hora de la tarde del martes y la lluvia finalmente volvió a cebarse con la Bajada del Barco el martes tarde noche, después de una jornada de paraguas con chubascos intermitentes. La calle, con obras de urgencia desde hace días para reponer y reparar el firme que levantó y arrastró la DANA con las tormentas de primeros de septiembre, volvió a ofrecer una estampa inusual producto de una llamativa riada que volvió a llevarse cantos rodados y piedras sumando nuevos desperfectos en una vía muy castigada en estos últimos quince días.

A pesar de que las insistentes lluvias del martes por la tarde volvieron a recordar a las imágenes sufridas el 31 de agosto y el 1 de septiembre por las fuertes tormentas en la ciudad, las incidencias más relevantes se produjeron en la Bajada del Barco y en Azucaica, un barrio que temía una nueva inundación.

La actuación en la Bajada del Barco, con obras de reposición del pavimento urgentes al tratarse de una salida principal del Casco Histórico, continúan para que pueda restablecer la normalidad lo antes posible. En este caso, la concejala de Obras y Servicios, Noelia de la Cruz, apunta que la lluvia y los nuevos desperfectos no han alterado el calendario ni el ritmo de ejecución de los trabajos, con una duración aproximada de un mes.

La nueva riada en la Bajada del Barco no ha afectado la obraLa nueva riada en la Bajada del Barco no ha afectado la obra - Foto: David PérezLas obras de mejora del pavimento se iniciaron el 6 de septiembre y cuentan con una inversión de 100.000 euros, que se detraen de la partida de 500.000 euros que aprobó el equipo de Gobierno municipal tras el paso de la DANApara hacer frente a los primeros gastos derivados de las inundaciones.

Además, la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, también explicó ayer por la mañana que lo ocurrido en la Bajada del Barco el martes «no interfiere en las obras». Si bien, añadió que los servicios de ingeniería están inspeccionando zonas «y están detectando problemas que antes no había».

resto de la ciudad. Los vecinos de Azucaica volvieron a vivir con inquietud la lluvia por temor a nuevas inundaciones. Los bomberos tuvieron que desplazarse incluso poco después a la calle de la Torre para llevar a cabo achiques de agua. La lluvia ha vuelto a hacer de las suyas en este barrio que precisó ayer por la mañana una intensa tarea de limpieza para retirar el barro en algunas zonas.

El Parque de Bomberos no recibió muchas llamadas la noche del martes en relación a la lluvia. Los efectivos tuvieron que desplazarse también por una balsa de agua en la Ronda Juanelo, junto al Puente de Alcántara, y por el mal estado de una cornisa en el Paseo Federico García Lorca, en el Polígono. El resto de actuaciones no guardaron relación con el mal tiempo, entre ellas, el rescate de una persona de un ascensor.